Guatemaltecos van al rescate

Siguen esperando ayuda para las víctimas de los temblores que afectaron dos poblados del Departamento de San Marcos

Guatemaltecos van al rescate
Centros de donaciones como este, en el 8852 S. Western, LA, están recibiendo comida enlatada, medicinas, artículos de higiene personal, granos básicos, jueguetes y fórmula para bebé.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

El contenedor con víveres y medicina que la Mesa Comunitaria de Guatemaltecos de Los Ángeles (MCTG) planea enviar a las zonas afectadas por el terremoto de la semana pasada está medio lleno o medio vacío ya que la comunidad guatemalteca de la zona metropolitana ha respondido al llamado de ayuda pero no lo suficiente como para completar el envío de 40 toneladas.

Walter Batres, representante de MCTG, dijo que entiende la difícil situación económica por la que atraviesan las familias y que posiblemente a esto se deba el que sus compatriotas no hayan respondido al llamado de ayuda de la misma manera que en ocasiones anteriores.

“Estamos esperando llenar el contenedor para poderlo enviar”, dijo Batres. “Mucha gente está preocupada. Ve los terremotos como el fin de la era maya. Muchos creen que la destrucción que estamos viendo es el principio del fin”.

La Fraternidad Shecana en Los Ángeles también está haciendo su propio esfuerzo de recaudación ya que ellos provienen de las zonas de San Marcos y San Pedro, que son las áreas más afectadas, pero están enfrentando el mismo problema.

Byron Quesada, presentante de la Fraternidad Shecana, dijo que los miembros de esa fraternidad lograron recaudar 300 dólares el fin de semana y unas dos cajas de víveres. “La gente no ha respondido como uno quisiera, pero quienes nos han ayudado lo han hecho de todo corazón”, dijo.

“Esperamos que la gente responda y nos ayude a ayudar… Mientras tanto los miembros de la fraternidad recolectamos entre nosotros dos mil dólares. Ese dinero ya lo enviamos a la Fraternidad Shecana en la capital para que ellos se encarguen de comprar lo más necesario para las personas que viven en zonas afectadas que aún no reciben ayuda del Gobierno guatemalteco”, explicó ademas Quesada.

Dijo que conoce muy bien que hay muchas necesidades en las zonas afectadas por el terremoto de 7.2 grados en la escala de Ritcher y hasta comenta que su familia no se ha salvado de sufrir los estragos: las paredes de la casa de su familia que quedaron rajadas a raíz del terremoto se terminaron de caer con las dos réplicas fuertes del domingo por la tarde, de 6.2 y 6.5 grados cada uno. “En mi familia no ha habido muertos, solo paredes o casas caídas, pero otras familias amigas sí han sufrido pérdidas de vidas humanas”, dijo Quesada.

Batres agregó que ante esta tragedia “los hermanos salvadoreños de DEFISAL” (Desfile Salvadoreño) se han ofrecido a ayudar para recolectar fondos y víveres el próximo fin de semana. El sábado y el domingo próximo DEFISAL tendrá una especie de teletón frente al restaurante El Gran Burrito, en el 4716 Santa Monica Blvd., en Los Ángeles (esquina con Vermont Blvd.)

Actualmente hay dos centros de acopio instalados que aceptan comida enlatada, medicinas, artículos de higiene personal, granos básicos, jueguetes y fórmula para bebé.

Centros de acopio de víveres y medicina:

8852 S. Western, LA, 90047, de 10 a.m. a 10 p.m.

313 E. Orange Grove, Pasadena, 91104.

Teléfono: 626-792-7127.

Apoyo económico: Bank of America, cuenta número 0309 14 0136.