Buenas noticias en CSU

Darán reembolso de 500 dólares y no habrá aumento en las cuotas
Buenas noticias en CSU
Durante la junta con autoridades universitarias, el gobernador Jerry Brown informó que no habrá nuevas cuotas.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Los casi 427,000 estudiantes del sistema de educación superior de California State University (CSU) recibirán 500 dólares de reembolso por el ciclo escolar que cursan, el cual ya pagaron y no tendrán que preocuparse por una propuesta de cuotas nuevas para quienes aún no se gradúan a pesar de tener los créditos suficientes o quienes repiten clases.

El gobernador Jerry Brown dijo ayer durante una rueda de prensa, momentos después de la reunión de la Junta de Fideicomisarios, que él personalmente pidió a la junta que suspendan la aprobación del nuevo sistema de cuotas dada la aprobación de la Propuesta 30 la semana pasada.

“Yo creo que debemos mantener las cuotas bajas… creo que los estudiantes ya tienen muchas presiones para darles otra más. Tenemos una sociedad muy estratificada, los que tienen y están bien, y los que no tienen y están luchando… En esta categoría creo que caen muchos de estos estudiantes”, dijo el gobernador Brown.

El gobernador agregó que los votantes de California decidieron aumentarse los impuestos en un momento en el que ningún otro estado está tomando una medida de estas, y que lo hizo a favor de la educación.

“Salud y educación superior están creciendo más rápido en el nivel de inflación y tenemos que encontrar una forma de bajarlo”, dijo Brown.

Bob Linscheid, director de la Junta de Fideicomisarios de CSU, dijo que la orden de la junta es que la propuesta sobre el nuevo sistema de cuotas regrese a la mesa de discusiones para encontrar otra forma de incentivar a los estudiantes a que se gradúen para poder aceptar a nuevos estudiantes.

“La proposición 30 nos ha dado nuevas opciones. La proposición nos permitirá reembolsar 500 dólares a nuestros estudiantes y nos dará alrededor de 125 millones de dólares”, dijo Linscheid, agregando que el dinero que recibirán del nuevo impuesto seguramente no será suficiente.

Linscheid y el gobernador Brown concordaron que aún hay que resolver el problema de los estudiantes que ya tienen 7 o más años en la universidad y que no se gradúen, así como aquellos alumnos que optan por repetir una clase porque no obtuvieron una calificación satisfactoria o que se retiran a la mitad del semestre porque tienen malas calificaciones.

“Tenemos que encontrar la forma de incentivar a las personas que tienen suficientes créditos a que se gradúen y liberen el espacio para nuevos estudiantes, por eso le hemos pedido al comité que estudie el tema y que presente otras alternativas”, dijo Linscheid.

El gobernador se pregunta si es correcto que los estudiantes tomen la misma clase una y otra vez, cuando hay jóvenes que requieren ese curso para graduarse, pero que no pueden tomarlo porque el cupo es limitado.

“Tenemos que preguntarnos qué hacer con estos estudiantes… tenemos que analizar otras opciones como clases en internet, ahora todo es en internet. Es posible que hacia allá nos dirijamos, lo cual no sería extraño”, agregó el gobernador de California.

Por su parte, Natalie Dorado, representante de la asociación de estudiantes CSU Students for Quality Education y estudiante de economía de la Universidad California State San Bernardino, dijo la decisión de la junta es un paso en la dirección correcta.

“Tenemos la esperanza que el gobernador sí trabaje con nosotros y nos escuche. No queremos que pospongan la decisión, sino que la quiten de la mesa”, dijo Dorado, asegurando que sólo un 10% de los estudiantes repiten clases porque realmente lo necesitan.

“Hay muchos estudiantes que tienen problemas para inscribirse en la clase que necesitan. A mí me ha sucedido porque sólo ofrecen la clase una vez al año… Eso no puede continuar así, se quiere cambiar la situación. Ninguno de nosotros debería estar peleando por obtener las clases que necesitamos”, agregó Dorado.