‘Cuate’ no da brazo a torcer

José Luis Castillo sigue cobrando en El Salvador; buscan darle otro puesto

SAN SALVADOR (NTX).— La Federación Salvadoreña de Futbol (Fesfut) anunció ayer que el técnico de la selección, el mexicano Juan de Dios Castillo continuará su relación laboral mientras se encuentra una solución para prescindir del contrato que termina hasta 2013.

El presidente de la Fesfut, Carlos Méndez manifestó en un comunicado “que seguimos en pláticas con el entrenador y no podemos llegar a un arreglo, porque se pretenden cantidades fuertes”.

Por lo pronto, a Castillo se le seguirá pagando mientras trabaja en otra posición.

La Fesfut buscará la mejor forma para que el “Cuate” siga colaborando con el futbol salvadoreño, ya que “le encomendaremos otro tipo de trabajos, tal como está establecido en el contrato, como supervisiones y trabajos en categorías inferiores”, abundó.

Luego que la selección salvadoreña no clasificó al Hexagonal Final para Brasil 2014, la federación y la afición perdieron la confianza en el técnico mexicano, por lo que las autoridades del balompié buscan la manera de anular el contrato.

De acuerdo con la prensa local, el mexicano quiere que se le pague el 80 por ciento del contrato que vence hasta diciembre de 2013, cifra que es muy fuerte para la Fesfut.

El técnico se ha estado presentando a la Federación, porque considera que tiene un contrato que tiene que cumplir.

“Necesito que me informen por escrito si me van a cancelar el contrato y si me van a contratar para hacer otro tipo de actividad, porque el contrato dice entrenador nacional”, dijo Castillo a medios locales.

La Fesfut dijo por otra parte que busca iniciar el proceso de preparación de “La Selecta” con miras a los próximos compromisos, siendo el más cercano la Copa Centroamericana Costa Rica 2013.

“Estamos trabajando en un plan para la selección nacional, ya hemos hablado con el coordinador de selecciones viendo tiempos para iniciar el trabajo, recordemos que no tenemos definido quién va a dirigir al menos en la Copa Centroamericana”, agregó Carlos Méndez.

José Luis Castillo llegó al banquillo de El Salvador tras la sorpresiva salida del uruguayo Rubén Israel.

La salida de Israel convulcionó el proceso de la selección salvadoreña que se quedó a la deriva en los juegos vitales para poder acceder al Hexagonal de la Concacaf.

Aficionados de El Salvador , en su gran mayoría, desaprobaron, en primer lugar, la salida del entrenador charrúa, y en segundo término, la llegada del estratega mexicano para dirigir a la selección centroamericana.