Informe estatal de salud enfatiza la prevención

Establece metas para mejorar la salud de los californianos en 10 años
Informe estatal de salud enfatiza la prevención
Diana Dooley, escucha a un miembro de la comision en Sacramento.
Foto: Let's Get Healthy California Task Force

Para que los californianos mejoren su salud, que en la actualidad enfrenta grandes retos—especialmente entre los latinos, se necesitará poner más énfasis en la prevención, rediseñar el sistema de salud y reducir el costo de los servicios médicos, de acuerdo con un informe preliminar de una comisión estatal.

También requerirá dar especial atención a las disparidades que afectan los hispanos, que sufren altos índices de sobrepeso, diabetes y otros problemas de salud. Esas son las conclusiones del reporte del equipo de trabajo Let’s Get Healthy California, formado por decreto del gobernador Jerry Brown en mayo pasado para desarrollar un plan de 10 años con el fin de mejorar la salud en el estado y controlar el costo.

“Por primera vez en mucho tiempo los hijos nacidos en esta generación no van a vivir tanto como los padres”, dijo Pat Powers, directora de la comisión estatal, en la reunión de Sacramento.

FACTORES CULTURALES Y RACIALES

Para el reporte, se analizaron los índices de obesidad, el asma, la diabetes y hasta cierto punto las enfermedades cardíacas no sólo en la población en general sino también en los grupos étnicos y raciales, indico Diana Dooley, Secretaria del Departamento de Salud de California.

“Algunos problemas afligen desproporcionadamente más a los hispanos que a otras comunidades”, comento Dooley.

Su solución exigirá tomar en cuenta la cultura, el idioma y las necesidades de las diferentes comunidades, agrega Dooley, quien además copreside el equipo de trabajo.

El informe preliminar fue dado a conocer la semana pasada en una reunión en Sacramento para que el medio centenar de miembros de la comisión pudiera hacer sugerencias antes de que se publique la versión final el 19 de diciembre. La secretaria Dooley dijo que no anticipaba cambios significativos. La labor del grupo de trabajo finalizará con la presentación del informe final en diciembre, pero el Estado de California tiene la intención de llevar a cabo evaluaciones anuales para revisar el progreso hacia el logro de los objetivos para mejorar la salud, afirmo Dooley.

RETROCESO POTENCIAL

California sufre una alta incidencia de enfermedades crónicas, como la obesidad y la diabetes, que amenazan con eliminar el progreso logrado en los últimos 100 años. Por otro lado, el costo de los servicios de salud aumenta más rápido que el índice de inflación, lo que afecta el presupuesto de familias, empresas y el gobierno, según el informe.

PARAMETROS

El equipo adoptó indicadores que permitirán medir el progreso en diferentes aspectos de salubridad. Por ejemplo, le gustaría que para el 2022 la proporción de fumadores adultos se reduzca del 12 % al 8.8 % y la proporción de adultos obesos del 23.8 % a un 10.8%.

Sin embargo, la comisión estatal no puede determinar cómo se lograrán esas metas, como lo establece el decreto que el gobernador estableció. Pero hay planes de realizar sesiones anuales para evaluar los avances.

LAS COSTUMBRES

Un miembro del equipo de trabajo recomienda promover un cambio cultural que ataque la raíz de los problemas.

“Tenemos que cambiar los hábitos de millones de gente pues su estilo de vida y comportamiento son responsables del 80% del aumento en el costo de los servicios salubres,” dice Dave Regan, presidente del United Healthcare Workers West (Trabajadores de Salud) del sindicato SEIU-UHW. “La realidad es que las enfermedades crónicas continúan multiplicándose en California y todo el país. Si no revertimos curso, no podremos pagar por el cuidado médico”.

A Regan le gustaría que los miembros de la comisión se comprometieran a trabajar en conjunto sobre metas específicas para disminuir los problemas más apremiantes.

“Si nos comprometemos a reducir un tercio en la tasa de diabetes en una década, podremos ahorrar miles de millones de dólares y mejorar la calidad de vida de millones de personas”, dice el líder sindical.

RED DE CONTACTOS E INFORMACION

Además de ofrecer guías para medir el avance, la comisión estatal resaltará en su sitio Web los programas de salud exitosos que pudieran ser adoptados por comunidades interesadas, afirmo Dooley.

Podría haber un buen ejemplo en el Valle de San Joaquín.

El programa Farm-to-School, hace posible que los menús escolares del Distrito Unificado de Fresno incluyan vegetales y frutas frescas al conectar a agricultores, planteles educativos, no lucrativas y agencias de salud locales, según el Dr. Ed Moreno, director del Departamento de Salud Pública de Condado de Fresno y miembro de la comisión.

A pesar de que en el valle se producen los mejores productos agrícolas del país, dijo Moreno, los residentes de bajos recursos como los campesinos y sus hijos carecen de tiendas en donde adquirirlos. “Eso es irónico”, comentó.

Pero no le sorprende.

“La pobreza y donde vives determina tu nivel de salud”, dijo Moreno. Los vecindarios con pocas tiendas de abarrotes, mercados, parques seguros y banquetas en buenas condiciones—pero con muchos restaurantes de comida rápida—muestran los peores niveles de salud y expectativas de vida porque limitan las opciones de comida saludable y ejercicio físico, de acuerdo con Moreno.

Moreno espera que los líderes comunitarios y representantes electos aprovechen los datos del reporte de Let’s Get Healthy California para exigir cambios en sus vecindarios y ciudades.

Por ejemplo, el índice ambiental de establecimientos de comida (RFEI, siglas en ingles) indica la presencia relativa de establecimientos de comida saludable. El Condado de Marín tiene el índice más alto con el 33% de establecimientos de comida saludable respecto al total de negocios del mismo tipo.

“Con ese tipo de información, los residentes y sus líderes pueden limitar el número de restaurantes de comida rápida en sus comunidades”, dice Moreno. “En 10 años esto puede hacer una gran diferencia”.

OBAMACARE

La ley de reforma de salud del presidente Barack Obama también ayudará a que California logre las metas expresadas en el reporte de la comisión estatal. Con la reelección del presidente en noviembre se eliminó toda duda de su eventual y completa implementación.

“Permite que más gente obtenga seguro médico y pone énfasis en la prevención al incentivar a doctores, clínicas y hospitales para que se concentren en la calidad y no la cantidad de los servicios y procedimientos que ofrecen”, afirmo Dooley. “Nuestra comisión apoya las metas de la ley de reforma de salud de Obama”.