Interrogan a dos jóvenes por muerte del “Macho” Camacho

Sin embargo, ambos negaron estar relacionados al incidente

Guía de Regalos

Interrogan a dos jóvenes por muerte del “Macho” Camacho
Camacho frente a Ray Mancini.
Foto: Archivo

San Juan, 26 nov – Dos jóvenes que eran buscados por el asesinato de Héctor “Macho” Camacho comparecieron esta tarde a la Policía y adelantaron a su abogado y a la prensa que no están vinculados a las muertes del exboxeador y a la de su amigo de la infancia, Adrián Alberto Mojica Moreno.

Los jóvenes fueron identificados como Jesús Naranjo Adorno, de 25 años, y José Méndez Romero, de 21 y eran buscados por las autoridades por las dos muertes, ocurridas la noche del pasado 20 de noviembre en Bayamón.

“Macho” será enterrado en NYC

Naranjo Adorno aseguró a la prensa (Telemundo) que “no tengo que ver con eso, con la muerte de ‘Macho’ Camacho”.

Ambos sujetos se presentaron primero a las oficinas del abogado Lemuel Velilla, en Bayamón, y luego se dirigieron a la División de Homicidios de la Policia en ese municipio.

Naranjo Adorno es vecino del residencial Jardines de Cataño y protagonizó un incidente con la Policía junto a Méndez Romero en el complejo habitacional la misma noche de la muerte de Camacho.

Los dos individuos contactaron al abogado Lemuel Velilla el pasado viernes, pero no fue hasta hoy que acudieron a la oficina del profesional en Bayamón y luego se presentaron en la División de Homicidios, para ser interrogados.

Según dijo Naranjo Adorno a la prensa efectivamente fue intervenido por la Policía el 21 de noviembre pasado cuando conducía una guagua Jeep Comander -un modelo similar al que usaron los criminales que asesinaron a Camacho y su amigo-, pero negó participación en los hechos.

De acuerdo al muchacho, cuando fue intervenido tenía todos los documentos al día “y no entendía por qué me estaban deteniendo”, pero al ver la hostilidad de los policías señaló que “me sentí paranoico, me dio miedo”.

Durante el procedimiento, contó que una vez entregó su licencia volvió al carro y le dijo a los policías que iba a la casa de su madre, quien vive en el lugar: “Me monté otra vez y arranqué, me siguieron, y cuando llegué al apartamento, vi que tenían las macanas y sus cosas y me largué a correr”.

Además, aseguró que “yo no disparé y sentí que me estaban dando a mí los tiros”, en referencia al supuesto tiroteo que se habría producido en ese momento.

Igualmente, aseguraron que ellos fueron intervenidos minutos después de la muerte de Camacho y Mojica Moreno, por lo que difícilmente pudieron haber sido los asesinos.

Sobre la guagua, informaron que la habían comprado hace cinco días a una persona de Ponce y que solo faltaba cumplir con el procedimiento de la transferencia.

En cuanto a Méndez Romero, este admitió poseer antecedentes criminales, pero negó también que haya participado en los crímenes.

Tanto Naranjo Adorno como Méndez Romero estaban siendo buscados en relación al caso en el que murió Camacho, declarado con muerte cerebral el pasado jueves y desconectado de las máquinas que lo mantenían con vida el sábado.