Rolling Stones arrasan en su regreso a los escenarios

Los Rolling Stones reivindicaron en su concierto del domingo en el O2 Arena de Londres "el título de reyes del rock and roll que ellos mismos inventaron", según la crítica británica, que alaba hoy especialmente las actuaciones conjuntas con los invitados especiales, Mary J. Blige y Jeff Beck.

Guía de Regalos

Rolling Stones arrasan en su regreso a los escenarios
Mick Jagger (centro), Keith Richards, Ronnie Wood (izq.) y Charlie Watts (der.), el domingo por la noche en la O2 Arena de Londres.
Foto: AP

LONDRES, Inglaterra.— Los Rolling Stones reivindicaron en su concierto del domingo por la noche en el O2 Arena de Londres “el título de reyes del rock and roll que ellos mismos inventaron”, según la crítica británica, que alabó ayer especialmente las actuaciones conjuntas con los invitados especiales, Mary J. Blige y Jeff Beck.

“Keith Richards dijo que la belleza del rock and roll es que cada noche una banda diferente puede ser la mejor del mundo. Bueno, anoche fue el turno de los Rolling Stones de reclamar el título que ellos mismos inventaron. Y lo hicieron con estilo y lustre”, escribió el periódico británico The Daily Telegraph.

El rotativo The Guardian por su parte le da cuatro de cinco estrellas a la velada, dominada en general por un tono nostálgico, interrumpido de repente por momentos en los que los Rolling Stones “resucitaban” con más ímpetu que nunca.

La cantante Mary J. Blige, que apareció sobre el escenario para acompañar a sus “Satánicas Majestades” en Gimme Shelter, sonó “fantástica”, agregó The Guardian, pero lo más emocionante para este diario fue el efecto que su presencia tuvo sobre Jagger, quien “se esforzó el doble por dominar la actuación”.

Sus dos voces juntas tuvieron, según The Guardian, un “efecto fascinante” sobre el público.

Para The Times, el concierto, presenciado por 20,000 personas, mejoró a medida que avanzaba la noche hasta “incendiar” al público con Sympathy For The Devil, seguido de un “coro angelical” que interpretó una “preciosa versión de You Can’t Always Get What You Want que nos recordó a todos que los Stones también tienen un lado dulce”.

“Va en contra de las leyes de la naturaleza y la razón, pero nos hacen sentir que la banda aún está en la cumbre de sus poderes”, concluyó el diario.

The Independent aplaudió especialmente las actuaciones conjuntas con Mary J. Blidge y el guitarrista Jeff Beck, y valoró que la banda interpretase temas que normalmente quedan excluidos de su repertorio en las giras mundiales.

Mick Jagger, ataviado con una americana blanca jaspeada sobre una camisa negra y un sombrero de terciopelo, “se retorcía [por el escenario] como si tuviera nudos en las articulaciones” y su voz era “buena, algo estridente aquí y allá” durante su interpretación de Get Off My Cloud.

Con Midnight Rambler y durante alrededor de unos siete minutos, “pareció que los años desaparecieron y el grupo se encontrase aún en la vanguardia del pop”, escribió The Independent.