Kinky forman parte de documental ‘Hecho en México’ (Video)

Integrantes de la banda de rock electrónico, Kinky, hablan sobre su participación en la cinta del director británico Duncan Bridgeman, 'Hecho en México'.
Kinky forman parte de documental ‘Hecho en México’ (Video)
Kinky se muestra satisfecho de su intervención en 'Hecho en México'.
Foto: Lionsgate

Participar en el filme Hecho en México no sólo le dejó a los integrantes de Kinky la satisfacción de participar en un “gran” proyecto musical, sino formar parte del grupo de artistas que transmiten una visión distinta de su país natal.

Gil Cerezo, vocalista de la banda regiomontana, dijo que este tipo de proyectos, en este caso, realizado por el director británico, Duncan Bridgeman, “son muy importantes para que se exprese esa parte positiva de un país que está pasando por un bache, un momento difícil, y proyectos como este, son la medicina que hará que nuestra mente trabaje de manera positiva”.

El filme, que será exhibido hoy en varias salas de cine del condado de Los Ángeles, y que habla de la cultura e identidad mexicana, agrupa a una gran cantidad de actores y críticos, pero sobre todo músicos de diversos géneros que, a través de la música, hablan de temas como la fe, política y la muerte, por citar algunos .

“México tiene una dualidad muy pesada, tanto positiva como negativa”, explicó el intérprete de Ejercicio #16. “En el lado negativo está la sangre, el narco, la política sucia, pero está también el lado festivo, lo cultural, lo creativo con lo que, para mi gusto, [los artistas] camuflamos todo lo malo que está pasando”.

Aunque satisfechos con los resultados del filme de Bridgeman, Cerezo dice que faltó retratar aspectos importantes de México, como la parte urbana.

“Esa parte sucia [de las ciudades] que tiene mucha magia”, dijo. “Se retrató muy bien la parte indígena, las montañas… todo lo regional, pero para mi gusto le faltó eso”.

Aclaró, sin embargo, que eso no quiere decir que esté mal, “pero a mí me gusta más lo cochino”, insistió.

Ulises Lozano (teclados y acordeón), interviene para comentar que, en general, siempre es difícil abarcar todos los aspectos de una nación tan complicada como México.

“No caben todos los géneros, pero creo que es una pequeña probadita de lo que hay”, comentó. “Creo que además de México, faltaría también ver muchos ‘hechos’ de otros países como Argentina, Puerto Rico: resultaría muy interesante”.

Para los integrantes de la banda, otro de los aciertos del filme es haberles dado voz a los músicos.

“Tener un documento así, donde los artistas se expresan en todos los aspectos, da una visión distinta”, dijo Cerezo. “Es lo interesante: que se puedan analizar [esos temas] desde los ojos del artista, que no tiene la misma visión de lo que dice la televisión”.

Los integrantes de Kinky que fueron nominados a dos Latin Grammy en la pasada edición, señalan que 2012 ha sido de sus mejores años, en lo que se refiere al crecimiento del grupo.

“Salir a tocar en muchas partes de México, ayudó a que se reactivara [la vida social] y era lo que estábamos impulsando”, aseguró Cerezo. “No tener tanto miedo para sacar a la gente a las calles otra vez”.

Aunque no se llevaron ninguno de los megáfonos, el cantante de Negro Día, relató que les da gusto estar nominados y ganar premios porque significa que se está reconociendo el género, pero no realizan su trabajo pensando en ello.

La agrupación que radica en Los Ángeles desde hace unos años, concluirá este fin de semana su gira en México, para continuarla en Estados Unidos, en ciudades como Chicago, San Francisco y el algunas del estado de Texas.

Harán un receso por las festividades navideñas y retomarán el tour en enero, que será cuando se presenten en Los Ángeles.