Destacan por ‘excepcionales’

CHIRLA honra a tres mujeres por su labor con familias inmigrantes

La situación de los inmigrantes latinos en este país no es fácil, especialmente para aquellos que no cuentan con los documentos necesarios para vivir sin temor a ser arrestados y deportados.

Muchas veces los inmigrantes tienen miedo de hacer valer sus derechos, prefiriendo quedarse callados y enfrentar la discriminación o el abuso antes de emitir una queja formal contra el mismo. Otras veces se enfrentan a la barrera del idioma que los detiene de obtener los beneficios a los que pueden tener acceso.

Los inmigrantes, sin embargo, no se encuentran solos en la comunidad, ya que hay personas que dedican su tiempo y esfuerzo para mejorar sus vidas o las sus familias, especialmente entre aquellos de bajos recursos. Sin embargo, muchas veces su labor pasa desapercibida y no reciben el reconocimiento que merecen por ayudar a los demás.

“Nos hemos dado cuenta que hay tanto aliado y aliada de la comunidad inmigrante pero no nos detenemos para honrarles y agradecerles por su labor”, dijo Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), refiriéndose a la recepción anual celebrada por esa organización para rendir homenaje a tres mujeres que ofrecen ayuda a la comunidad inmigrante.

Durante el evento, que lleva por nombre “Mujeres que dirigen el cambio”, se reconocerá el esfuerzo pr-inmigrante de una religiosa católica, una abogada de derechos civiles y una asesora comunitaria. El homenaje se realizará esta tarde de sábado en el Homegirl Café de Los Ángeles.

Una de las homenajeadas, Ester Parada Vázquez, trabajó por 38 años como representante comunitaria para el Villa Parke Community Center en Pasadena. Durante ese tiempo ayudó a obtener asesoramiento para servicios sociales y de inmigración y cualquier tipo de ayuda a la comunidad latina del Valle de San Gabriel.

“Todo lo que he hecho en todo este tiempo, lo hice con pasión y porque me gusta ayudar a la comunidad. Aunque ya estoy retirada, todavía sigo en comunicación con la comunidad, ofreciéndoles mi ayuda “, dijo Parada Vázquez, quien a pesar de haberse jubilado hace tres meses aún labora como voluntaria al mismo lugar donde trabajó por casi cuatro décadas.

Cabrera también señaló que el evento se está celebrando por segundo año consecutivo y el tema escogido este año es el de Liderazgo, Longevidad y Legado. “Es una ocasión para realzar el espíritu de liderazgo de la mujer”, dijo.

Destacó también que en muchos eventos se rinde honor al liderazgo en general pero “en la comunidad latina a veces no nos damos cuenta de quienes son esos actores principales que han estado colaborando con nosotros y algunas veces ni siquiera son latinos”, según explicó Cabrera.

Es el caso de las otras dos homenajeadas, Cynthia Anderson-Barker y Sor Virginia Marie Joseph.

Anderson-Barker es una abogada de derechos civiles que ha luchado contra el abuso de fuerza y poder de los organismos policiales hacia los inmigrantes, especialmente con aquellos que no cuentan con licencia de conducir. La Hermana Marie Joseph, por su parte, enseña inglés y dicta clases de ciudadanía además de servir como traductora y defensora de los derechos del inmigrante.

“Mi carrera la he dedicado a luchar para detener la discriminación de los inmigrantes por parte de las fuerzas del orden público”, dijo Anderson-Barker, quien ha trabajado por muchos años defendiendo los derechos legales de los inmigrantes. “La razón por la que hago este trabajo es porque hay muchos beneficios que podrían obtener los inmigrantes en esta ciudad pero, por ser los más vulnerables a su carencia de sitiación legal, son presa de la discriminación”.