Hay menos temor al Sida

La nueva actitud, podría ser la causa del incremento en el número de casos
Hay menos temor al Sida
En el 2010, el 72% de las nuevas infecciones en jóvenes ocurrieron en hombres que tienen sexo con otros hombres.
Foto: Archivo

La actitud arriesgada y poco temerosa de los jóvenes podría ser la causa del incremento en la cantidad de infecciones nuevas en el segmento de la población de 13 a 24 años de edad, según los expertos.

Las últimas cifras reveladas esta semana por los Centros de Control de Enfermedades (CDC) en el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida que se ecelebra en todo el mundo el 1 de diciembre, indican que una de cada cuatro infecciones nuevas son jóvenes, y lo peor es que el 60% no saben que son portadores del virus y posiblemente contagiarán a por lo menos dos o tres personas más.

En total, CDC estima que unas 12,200 nuevas infecciones se dieron en el 2010 y que los más afectados son los jóvenes homosexuales y bisexuales, y los afroamericanos.

En el 2010, el 72% de las nuevas infecciones en jóvenes ocurrieron en hombres que tienen sexo con otros hombres.

El Dr. Mark Katz, especialista en atención médica para personas con VIH/SIDA de Kaiser Permanente de West Los Angeles y quien creó el primer de atención de Kaiser en esta zona de la ciudad en 1988, dijo que muchos jóvenes desestiman la enfermedad porque ya no es una sentencia de muerte.

“El VIH es ahora una enfermedad crónica con la que pueden vivir y muchos jóvenes creen que si se infectan sólo tomaran medicamentos y vivirán sus vidas normalmente… pero, ¿para qué infectarse si pueden evitarlo? Sí se puede vivir con esta enfermedad, pero no creo quieras tenerla”, dijo el dr. Katz.

Otro de los comportamientos riesgosos que toman los jóvenes es ingerir bebidas alcohólicas o drogas. El peligro con esta tipo de sustancias es que altera el comportamiento sexual y la persona se torna aún más descuidada, dijo el Dr. Katz.

Para Héctor C., un joven que fue diagnosticado recientemente en las afueras de un nightclub gay en West LA durante una campaña de exámenes gratuitos, dijo que aunque ahora se valora más así mismo, desearía no tener el virus.

“Ser VIH positivo me ha enseñado a ver la vida de forma diferente, a cuidarme más, a amarme a mismo y he aprendido que valgo mucho”, dijo Héctor, a quien le tomó alrededor de cuatro meses aceptar el diagnóstico, aceptar ayuda médica y apoyo emocional.

Héctor confiesa que en el pasado fue imprudente con su salud, se emborrachaba, se desvelaba y no se cuidaba debidamente.

Desde que aceptó su diagnostico, Héctor acude al doctor, se toma su medicamento –una pastilla antes de ir a la cama-, hace ejercicio y por suerte, ha podido mantener su relación amorosa con su pareja, con quien lleva más de 6 años. Por suerte, su pareja se mantiene libre de VIH.

Víctor Martínez, portavoz de Bienestar, dijo que aunque los jóvenes sólo son un 10% de los clientes de esta organización sin fines de lucro, la cantidad aumenta constantemente.

“Los jóvenes ya no ven la infección del VIH como un problema grave, sea perdido la visión del riesgo”, aseveró. “Hay un porcentaje muy alto que no saben su estado. Estas son las personas que transmiten el virus sin saberlo”.

En el caso de Héctor, él no tuvo ningún síntoma. Sin embargo, hay muchos jóvenes que padecen frecuentemente de síntomas de influenza, pero que realmente sufren las primeras manifestaciones de VIH, según el experto médico.

CDC aconseja realizarse la prueba del VIH una vez al año. Para el Dr. Katz, cualquier persona que tiene sexo sin protección debe hacerse la prueba varias veces al año para detectar la presencia del virus.