Lluvias continúan, hay alerta de inundaciones

Los meteorólogos dicen que habrá más sistemas de tormenta
Lluvias continúan, hay alerta de inundaciones

SAN FRANCISCO (AP).— La segunda de una serie de tormentas azotó el norte de California ayer cuando intensas lluvias y fuertes vientos cortaron la electricidad, generaron atascos en el tránsito y causaron inundaciones a lo largo de algunos tramos.

El mal clima también causó la muerte de un trabajador de Pacific Gas & Electric en el oeste de Sacramento, que murió luego de que su camión se estrellara contra el poste de una señal de tránsito durante la tormenta.

Una alerta de inundación repentina continuará vigente para la mayor parte de la zona de la Bahía de San Francisco hasta las Montañas de Santa Cruz durante todo el fin de semana. Un aluvión constante de lluvias intensas y moderadas podría provocar que el agua estancada y varios drenajes se inundaran, indicó Diana Henderson, una meteoróloga del Servicio Nacional de Meteorología en Monterrey.

La Bahía Norte fue la zona más afectada ya que partes del Condado Sonoma recibieron más de 7.5 pulgadas de lluvia y zonas del Condado Napa recibieron casi 6 pulgadas, señaló Henderson.

“No es una supertormenta de ningún modo, pero es bastante importante”, dijo. “Veremos períodos de lluvias moderadas a intensas”.

Miles de personas se encontraban sin electricidad en la zona luego de un corte que también afectó el Puente de la Bahía San Francisco-Oakland. La luz libre del puente quedó brevemente a oscuras mientras los vehículos permanecieron detenidos más tiempo de lo habitual debido a las lluvias y ráfagas de viento de casi 40 mph.

Asimismo un deslizamiento cortó el paso en un tramo de la Autopista 84 al este de Fremont, informó la Patrulla de Carreteras de California (CHP). No se sabía cuando se volvería a abrir.

En Sacramento la Interestatal 5, al sur del centro de la ciudad, fue bloqueada en ambas direcciones antes de las 9 a.m. de ayer luego de que un camión patinara en las sendas en dirección sur y se atascara en el divisor central, indicó CHP.

“Definitivamente diría que tiene que ver con el clima. Los informes indicaban que el conductor pasó por una zona de agua estancada, patinó y no pudo corregir la dirección”, afirmó Mike Bradley, agente de CHP. “Muchos vehículos, especialmente los livianos, son arrastrados por el viento y tienen problemas para mantenerse en su senda. No se salen de la carretera y ninguno vuelca”.

Nadie resultó herido en el choque de la Interestatal 5, la principal carretera de norte a sur en California.

Pero un segundo vehículo también resultó dañado y tuvo que ser remolcado cuando los trabajadores contenían y limpiaban el derrame de combustible diesel que se volcó del semiremolque.

En el oeste de Sacramento la policía indicó que las condiciones climáticas fueron un factor en la muerte del trabajador de PG&E luego de que perdiera el control de su vehículo y se estrellara contra el poste de una señal de tránsito poco antes de las 2 a.m. de ayer.

Los trabajadores de PG&E que se encontraban en el lugar dijeron a KCRA-TV que el conductor había estado trabajando horas extra y estaba regresando de Clarksburg, en el sur del condado de Sacramento. El poste de la señal de tránsito resultó dañado y fue reemplazado antes de que el tráfico pudiera comenzar a utilizar la intersección.

Henderson explicó que se espera que las lluvias disminuyan un poco para hoy sábado, pero regresarán más tarde en la noche, por momentos con mayor intensidad. Las tormentas también podrían provocar la posibilidad de deslizamientos de piedras y lodo en zonas ya saturadas y que habían resultado afectadas por incendios forestales a principios del verano.

En las demás zonas del Oeste, una tormenta pasó esta semana a toda prisa por el sur de Oregón, persistiendo tierra adentro en Rogue Valley y registrando un descenso de las precipitaciones récord.

La tormenta no castigó el jueves al costero Condado Curry ni a la ciudad que se encuentra más al sur del condado, Brookings, que se recupera de una tormenta ocurrida a principios de este mes.

“Aún continuamos vigilantes por los deslizamientos de tierra, los cierres de calles y los árboles caídos, pero hasta ahora —toquemos madera— estamos bien”, indicó el viernes John Bishop, sheriff del condado de Curry.

Los meteorólogos informaron que la región debería esperar más sistemas de tormentas durante los próximos días.