‘Títere’ quiere a Adrien Broner

Púgil tapatío siente que está cuajado como campeón para unificar títulos
‘Títere’ quiere a Adrien Broner
En los hombros de su ayudante de esquina, Miguel Ángel Vázquez celebra su triunfo tras vencer a Mercito Gesta el sábado pasado.
Foto: AP

Elusivo. Escapista. Inalcanzable para los rivales en el cuadrilátero, pero generoso con los medios, Miguel Ángel “Títere” Vázquez le gana la pulseada a los incrédulos y se consolida como campeón de los pesos ligeros.

El sábado pasado en la antesala de Márquez-Pacquiao el peleador de Guadalajara enfrentó al filipino Mercito Gesta un invicto, zurdo, noqueador, con poder en ambas manos que lucía como la prueba de más rigor en su joven carrera.

El “Títere” le ganó boxeando a un hombre que buscó toda la noche meter una mano con dinamita para ganar el combate.

¿Qué te deja la pelea con Mercito Gesta?

“Me deja la victoria y que sigo siendo campeón mundial de la FIB. También ha sido un privilegio estar en una catelera en la que estaban Pacquiao y Márquez y después ver ganar a Márquez”.

Fue una victoria trabajada con inteligencia a partir de su gran movilidad sobre el cuadrilátero, marcando los puntos necesarios para ganar los asaltos y salir con la mano en alto.

No es ni de lejos el “Títere” Vázquez el tipo de boxeador que aman los mexicanos, porque no va a la candela y porque pareciera que hace sólo lo que le exige el rival, pero aún así el sábado se las ingenió para lanzarle a su rival filipino 616 golpes (185 conectados); 379 jabs (68) y 237 golpes de poder (117) lo que habla de un peleador con ritmo en su dinámica en su acción ofensiva. Los jueces lo vieron ganar (117-111), (119-109) y (118-110). Una victoria contundente frente a un buen rival.

Es tu quinta defensa del título ¿Qué crees que necesitas para ganarte más al público mexicano?

“Necesito más victorias… convencerlos de que soy un buen campeón y con victorias como esta lo voy a conseguir”.

Vázquez tiene en su haber (32-3 y 13 KO’s) y sus tres derrotas, dos son ante Saúl “Canelo” Álvarez, en la más reciente, en 2008, lo llevaron a 148 libras.

La otra de sus caídas es ante el publicitado Timothy Bradley.

¿De dónde te viene ese gusto por caminar el ring y jugar con el rival?

“Son estilos. Yo no entiendo el boxeo para ir a matarte a trompadas con otro, sino para hacer un buen espectáculo deportivo… pasa que una vez estás allá arriba ocurre cualquier cosa”.

¿Tu estilo es una especie de Floyd Mayweather a la mexicana?

“Ojalá pudiera pelear como él. Admiro mucho a Mayweather, es mi ídolo”.

Con 25 años parece listo para exigencias mayores. Ya probó en las 140 libras, pero es en las 135, donde se siente más cómodo, y de falta de ambición, para lograr cosas grandes, no lo van a señalar.

En estos tiempos de grandes pleitos y bolsas millonarias hay que mirar hacia arriba ¿A quién te gustaría retar para una pelea grande en el futuro?

“El que quiero es a Adrien Broner. Acaba de subir a los ligeros y le ganó el título a DeMarco. Esa puede ser una buena pelea”.

Dejamos a Miguel Ángel “Titere” Vázquez, en los pasillos del MGM Grand Garden, firmando autógrafos y ganando popularidad con los mexicanos. Ese es su plan.

Un detalle final. No tenía un solo raspón ni daño alguno en su rostro y venía de pelear doce asaltos defendiendo su título mundial.

Elusivo y escapista, al “Titere” sus enemigos no lo tocan.