Quinta multa ética contra Huízar es de $10,500

El representante del Distrito 14 del Ayuntamiento, que abarca los barrios de Eagle Rock y Boyle Heights, ha sido sancionado por casi 28,000 dólares por cometer distintas violaciones éticas desde 2008

El concejal José Huizar.
El concejal José Huizar.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Luego de considerarlo “un individuo con un historial de errores”, la Comisión de Ética de Los Ángeles acordó hoy imponer la quinta multa en cinco años al concejal José Huízar, equivalente a $10,500, por exceder el tope de donativos y no reportar comunicados de su campaña de reelección de 2011.

“La gente comete errores, pero este es un individuo con un historial de errores”, dijo la vicepresidenta de la Comisión de Ética de la Ciudad, Valerie Vanaman, quien enfatizó que Huízar, un político que llegó al Cabildo en 2005, debería conocer bien la manera como se conduce una campaña electoral.

El castigo recomendado es el triple de la cuota fijada a otros candidatos que han rebasado el límite de donaciones (hasta $500 por individuo o entidad), por los antecedentes del edil. “A la luz de la historia de castigos a Huízar, es la opinión del personal que este caso amerita penalidades más altas que las que se han impuesto previamente”, indicó Neama Rahmani, investigador de la agencia.

La multa para infractores primerizos es la misma cantidad recibida irregularmente.

El funcionario y su comité de campaña admitieron las violaciones a las leyes financieras electorales de la Ciudad, al aceptar $2,000 en exceso del límite de donativos entre junio de 2010 y marzo de 2011 y por fallar en someter tres de los 39 comunicados distribuidos durante su campaña de reelección, los cuales se enviaron a 12,000 cuentas de correo electrónico entre enero y marzo de 2011.

Stephen Kaufman, abogado de Huízar, justificó que manejar una campaña política requiere cumplir con varios lineamientos y que es “imposible llevarla a la perfección”. Después sugirió que el error pudo haberse cometido por el tesorero del comité, David Gould, a quien identificó como un “profesional”, pero reconoció que su trabajo ya ha conducido a otros castigos éticos contra candidatos.

“El Concejal Huízar acepta el cien por ciento de sus acciones”, mencionó Kaufman. “Pero como muchos candidatos él depende que profesionales y de personal de la campaña manejen los recursos de manera apropiada”, agregó el abogado.

De acuerdo a la acusación de la Comisión de Ética, Huízar recibió ocho contribuciones de $500 de parte de cuatro propietarios de negocios, quienes en agosto también fueron sancionados por la agencia.

En el ciclo 2011, él colectó casi $446,000, recibió $100,000 en fondos compensatorios y gastó $574,000.

La penalidad máxima que enfrentaba el concejal era de $35,000, pero la comisión consideró que el edil reconoció su responsabilidad, que no tiene antecedentes por exceder límites de campaña y, sobre todo, que la cifra no era mayor de $6,000 o 0.5% del total de donativos, además que su comité sometió la gran mayoría de su propaganda política.

“El personal de aplicación de la ley no encontró ninguna evidencia de conducta intencional por parte de Huízar o su comité”, insiste un reporte de Rahmani.

Pero como un factor agravante, la comisión notó que Huízar debió pagar $15,000 en 2008 luego que se determinó que impropiamente usó fondos de un comité de recaudación para conducir una investigación política a un exfuncionario escolar y desembolsó $2,100 en 2011 por aceptar como regalo de una fuente restringida boletos para acudir a la entrega de los Oscar de 2007.