Salinas reestrena Biblioteca

César Chávez aun abre puertas y brinda esperanzas
Salinas reestrena Biblioteca
Miembros de la comunidad celebran la reapertura de la biblioteca César Chávez en Salinas.
Foto: Suministrada The California Endowment.

La Biblioteca César Chávez cuenta con mucho más que la sabiduría de los antiguos. Tiene la receta para una comunidad saludable, segura y exitosa en Salinas.

“Ofrece esperanza a esta comunidad”, dijo Elizabeth Martínez, directora de la biblioteca. “Levanta el ánimo y les da la esperanza de un futuro brillante”.

La entidad reabrió sus puertas este mes a la comunidad de la Costa Central después de una renovación de $ 3.9 millones, la cual duplico su tamaño y añadió unos seis mil metros cuadrados. Miembros de la comunidad, funcionarios y donantes del proyecto, se reunieron para la inauguración. El alcalde de Salinas, Dennis Donahue, la consideró como “la biblioteca más moderna de la ciudad y, probablemente, del Condado de Monterey”.

Esta expansión es un gran logro si se tiene en cuenta que la crisis económica ha provocado el cierre de numerosas bibliotecas en todo el país.

Salinas es una ciudad de 160 mil habitantes con un alto índice de crimen y violencia. Esta comunidad batalla para obtener seguro médico, con el desempleo, con la calidad de la educación y la pobreza. Sin embargo, las autoridades piensan que la biblioteca ayudará a reducir la delincuencia.

“La biblioteca es otra opción para mantener a la gente ocupada”, dijo el oficial Miguel Cabrera, del Departamento de Policía de Salinas. “Muchos de los programas que salen de las bibliotecas tienden a reducir la delincuencia. Esto es algo que sin duda tendrá un impacto positivo en la lucha contra el crimen”.

El proyecto de construcción en la zona este de Salinas, conocida como Alisal, fue financiado por fondos de impuestos de 10 años de la Medida V, así como con contribuciones de organizaciones privadas como The California Endowment. Dicha entidad privada que en su misión tiene expandir cuidados de salud accesibles y de calidad, a comunidades desprotegidas del estado, se encarga de llegar a personas sin seguro médico en áreas necesitadas como Salinas.

En 2009, el este de Salinas se convirtió en una de 14 comunidades de enfoque para la iniciativa Building Healthy Communities (Construyendo Comunidades Saludables) de The California Endowment. El objetivo del plan de 10 años, es que las comunidades trabajen para mejorar su salud y “para que los niños estén sanos, seguros y listos para aprender”.

La inauguración viene después de la reciente aprobación de la Medida E, un impuesto de ½ centavo que se promulgó hace siete años, como una manera de ayudar y mantener funcionando las bibliotecas de la ciudad.

La biblioteca es algo más que un recurso con una gran colección de libros sobre temas que van desde las misiones de California a ataques al corazón, el crimen y la nutrición. Se trata de un centro comunitario con recursos como televisores, un laboratorio de arte digital, un centro de video juegos y cerca de 50 computadoras nuevas, incluyendo Macs y iPads.

Un promedio de 1,200 visitantes acuden a la biblioteca todos los días para aprovechar las nuevas instalaciones, sala de historia, la única sala de reuniones en la comunidad y un anfiteatro al aire libre. Los niños llegan a la biblioteca para estudiar o completar sus tareas escolares, donde reciben asistencia bilingüe que los tutores dan de manera personalizada si es necesario. La entidad también cuenta con un equipo de futbol soccer, programa de justicia social, así como un programa de música para que los estudiantes aprendan a tocar el acordeón, bajo sexto, tuba, tambores y otros instrumentos utilizados en la música regional mexicana.

La biblioteca da la impresión del océano con paredes pintadas de verde claro y con una alfombra azul. Los monitores en la pared transmiten en vivo los animales del Acuario de Monterey Bay.

“Ofrecemos pases gratuitos para el acuario, pero muchos padres ni siquiera pueden permitirse el lujo de llegar ahí”, dijo Carissa Purnell, bibliotecaria que trabaja con los jóvenes. “¿Por qué no llevar el acuario a ellos?”

Martínez se niega a ver la biblioteca como cuatro paredes llenas de libros. Ella prefiere llamarla un “refugio” y un lugar donde uno puede “llegar a ser lo que quiere ser”.

“Puede llegar a ser un escritor, un comediante, un buen padre o lo que uno quiera”, comento. “Es un lugar donde usted puede seguir sus sueños. Hay un montón de gente en Salinas con sueños que no pueden lograr. Nosotros estamos aquí para ayudarles a alcanzar ese sueño”.