Esteban, paciente ante su gran reto

El piloto mexicano disfruta festividades navideñas y se desconecta del mundo
Esteban, paciente ante su gran reto
Esteban Gutiérrez parece no tener mucha prisa.
Foto: MEXSPORT

MONTERREY, México.— Dispuesto a disfrutar con su familia unos días de descanso por las fiestas decembrinas y con deseos de no leer los e-mails que recibe a diario, el piloto regiomontano Esteban Gutiérrez arribó anoche a Monterrey procedente de Austria, donde realizó acondicionamiento físico.

“Ya traigo ahí mi juego de Fórmula para PlayStation, es una buena manera de aprenderme las pistas en donde correré, ésta es una de las maneras”, bromeó Esteban al ser cuestionado sobre las nuevas pistas en las que correrá y aún no conoce.

Sobre el cosquilleo que vive previo a su debut en la Fórmula Uno, donde los mexicanos esperan un duelo fraterno con Sergio Pérez, el regio dijo que es algo que va asimilando conforme pasan los días.

“Me siento muy tranquilo, mi involucramiento con Sauber ha sido desde hace tres años y progresivamente me he ido preparando para este momento”, manifestó.

“No es un cambio tan drástico sino una nueva etapa que tiene una transición que estoy viviendo muy progresivamente y, por lo tanto, es importante para mí para mantener el enfoque”, expresó.

Esteban, quien correrá con el número 12 en su bólido del equipo Sauber la próxima temporada, permanecerá 12 días en territorio mexicano, antes de reportarse el 24 de enero con su equipo.

Gutiérrez tendrá los primeros entrenamientos con su nuevo auto del 5 al 8 de febrero en el circuito de Jerez de la Frontera, donde se darán cita los mejores pilotos de la Fórmula Uno en el año que viene.

Esteban debutará el próximo 17 de marzo en el Gran Premio de Australia de Fórmula Uno y de cara a su primer evento en la máxima categoría, el piloto de 21 años se encuentra bajo los órdenes del fisioterapeuta Josef Leberer en trabajo físico.

Leberer es un reconocido preparador físico, en el pasado trabajó con pilotos de la talla del brasileño Ayrton Senna, uno de los mejores de la historia de la F1 en América Latina.