Asesinan a ‘narco’

Ella fue baleada, tenía vinculos con cártel colombiano
Asesinan a  ‘narco’
Imagen de archivo de Lorena Henao Montoya.
Foto: El Tiempo EFE

BOGOTÁ, Colombia.— Lorena Henao Montoya, hermana y esposa de los fundadores del llamado cártel de las drogas del Norte del Valle, fue asesinada a tiros ayer en el centro-oeste del país, informó la Policía Nacional.

Henao, de 43 años, fue atacada por un grupo de sicarios en una finca de la ciudad de Armenia, capital del departamento de Quindío y a 175 kilómetros al oeste de Bogotá, aseguró el sargento Luis Alberto Cantillo, jefe de prensa de la Policía Nacional.

Fue asesinada de tres tiros junto a otro hombre, explicó Héctor Baquero, jefe del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía. Una niña de 12 años resultó herida, agregó, sin determinarse de inmediato si era pariente de la víctima.

El atentado se produjo a las 12.15 del día (hora local), según el coronel Luis Enrique Roa, comandante de la Policía de Quindío.

Cuatro de los sicarios atacantes fueron detenidos de inmediato, explicó Baquero, quien agregó que los sindicados serán llevados en las próximas horas ante un juez de la República. Henao era esposa de Iván Urdinola, muerto en 2002, y hermana de Orlando Henao, fundador del cártel Norte del Valle y asesinado en noviembre de 1998. Ella fue detenida en 2004 y estuvo en prisión hasta 2011 por los delitos de concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito. Sus hermanos son Orlando Henao Montoya, uno de los narcos más importantes y temerarios que tuvo Colombia en los años 90. Sus otros hermanos son Arcángel y Fernando, detenidos en Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico. La familia Henao libró una guerra a muerte contra el cártel de Cali, que era dirigido por los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, hoy en cárceles de EEUU. Los muertos de bando y bando se contaron por decenas. Una hija de Lorena Henao, Emma Juliana Urdinola, de 23 años, fue condenada en 2011 a 37 años de prisión por la muerte de un sindicalista que trabajaba para su familia.

En los años 90 la familia Henao se enfrascó en una guerra a muerte contra los jefes del cártel de Cali. Los muertos entre ambos bandos se contaron por decenas.