Nuevo intento de pacto fiscal

Con escasas esperanzas de llegar a un limitado acuerdo antes del nuevo año
Nuevo intento de pacto fiscal
El presidente Barack Obama habla con los reporteros después de la reunión con miembros del Congreso en la Casa Blanca, ayer.
Foto: AP

WASHINGTON, D. C. (AP).— En medio de un vociferante partidismo, los líderes del Congreso y el presidente Barack Obama mantenían escasas esperanzas de llegar a un limitado acuerdo fiscal antes de la llegada del nuevo año. Pero incluso mientras los líderes legislativos se aprestaban a reunirse ayer viernes en la Casa Blanca, no había señales de un proyecto de ley apetecible para ambas bancadas.

La reunión de ayer viernes por la tarde entre los líderes legislativos y el Presidente, el primer encuentro que sostienen desde el 16 de noviembre, se erigía como un momento definitivo para las negociaciones encaminadas a evitar un aumento general de impuestos y profundas reducciones en el gasto público.

El mandatario convocó a la reunión en momentos en que los principales legisladores se culpaban mutuamente y se declaraban públicamente dispuestos a llegar a un acuerdo razonable de último minuto.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, expresó que todo esfuerzo a estas alturas era un caso perdido.

“No lo sé, a estas alturas, qué puede suceder”, agregó.

Para Obama, la confusión de último momento representaba una prueba de cómo iba a alcanzar un equilibrio entre la fuerza obtenida mediante su reelección con su declarado compromiso para llegar a un acuerdo de concesiones mutuas. Pese a las conversaciones iniciales de un gran pacto entre Obama y el presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, de que reducirían el déficit de más de dos billones de dólares, la expectativa es ahora mucho menos ambiciosa.

Aunque no había garantías de que se llegue a un acuerdo, los republicanos y demócratas han dicho en privado que cualquier pacto incluiría probablemente la extensión del recorte de los impuestos a la clase media, así como incrementos a la gente de mayores ingresos, una prioridad que Obama estableció en su campaña de reelección.

Asimismo es probable que en el acuerdo se depongan los recortes previstos al gasto público. En ese paquete se incluirá la ampliación del plazo a las prestaciones por desempleo, a punto de expirar, una prórroga para los pagos de Medicare a los doctores y posiblemente una medida de corto plazo para evitar el aumento de los precios a los productos lácteos, dijeron funcionarios.

En la cita con el Presidente en la Casa Blanca estarían presentes Reid, Boehner, el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y la líder demócrata de la Cámara, Nancy Pelosi. El vicepresidente Joe Biden también participaría.