Quieren saber sobre Chávez

Venezolanos ven el nuevo año con incertidumbre por salud del Presidente

Quieren saber  sobre Chávez
El presidente venezolano Hugo Chávez, cuando daba un discurso en un consejo de ministros en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, Venezuela.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela (AP).— Los partidarios y opositores del presidente venezolano Hugo Chávez con igual nerviosismo dieron la bienvenida a un nuevo año el martes, esperando que cambien las señales por parte del Gobierno sobre la salud del líder venezolano después de tres semanas de una cirugía a la que fue sometido en Cuba tras el recrudecimiento de células cancerígenas.

Chávez no ha sido visto ni oído desde el 11 de diciembre desde cuando fue operado. Desde entonces las autoridades han informado de una serie de altibajos en su recuperación ” la más reciente, la noche del domingo, anunciando que una infección respiratoria había puesto al Presidente en un estado de salud “delicado”.

Jorge Rodríguez, alcalde del municipio capitalino de Libertador y cercano colaborador del mandatario, reiteró el martes que Chávez está pasando por un “un proceso postoperatorio complejo”.

Rodríguez expresó a los periodistas que los venezolanos han mostrado una efusión de compasión y apoyo a un líder que “se sembró en los corazones de millones y millones de este pueblo”.

El alcalde, que otrora ocupó el cargo de vicepresidente en el Gobierno de Chávez, exhortó a los venezolanos a mantener al gobernante en sus oraciones y expresó su esperanza de que el Presidente se recuperará.

Jorge Arreaza, yerno de Chávez y actual ministro de Ciencia y Tecnología, escribió en su cuenta de la red social de Twitter, que el gobernante pasó el lunes, un día “tranquilo y estable”.

“Compatriotas, no crean en rumores mal intencionados. El presidente Chávez ha pasado el día tranquilo y estable, acompañado por sus hijas”, escribió Arreaza.

Su tuit se produjo un día después de la declaración sombría del actual vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, quien desde La Habana anunció que Chávez había sufrido nuevas complicaciones debido a una infección respiratoria. Maduro había dicho la semana pasada, antes de ver a Chávez, que el Presidente había estado de pie y caminando.

Los adversarios políticos de Chávez se han quejado de que el Gobierno no le ha dicho al país lo suficiente acerca de su salud, en sus escuetos reportes oficiales, e incluso algunos de sus partidarios dijeron el martes que querían saber más.

“Estamos angustiados por la salud del Comandante”, dijo Francisca Fuentes, una obrera jubilada de 63 años que caminaba por una plaza en el centro con sus nietos. “Creo que no se nos está diciendo toda la verdad. Es hora de que hablen claro, esto es como que tu tengas un familiar enfermo y el medico te miente a cada rato”.

Chávez ha estado luchando contra un tipo de cáncer pélvico no revelado desde junio de 2011. Se ha negado a revelar la localización precisa de los tumores que han sido extraídos quirúrgicamente. El Presidente anunció el 8 de diciembre que su cáncer había regresado a pesar de cirugías previas, la quimioterapia y la radioterapia.

El Gobierno venezolano no ha dado otros detalles sobre las últimas complicaciones de Chávez más allá de decir que surgió una infección respiratoria.

“Sobre su salud no tenemos más remedio que esperar que el Gobierno se digne en decir cómo de verdad está”, dijo Daniel Jiménez, un partidario de la oposición que se encontraba en la plaza de un próspero barrio del este de Caracas.

Jiménez y muchos otros venezolanos dicen que parece cada vez más improbable que Chávez pueda presentarse en la fecha prevista para asumir un nuevo mandato, el 10 de enero.