Policía podría detener juegos

Liga italiana toma medidas para que no se repitan actos racistas en estadios
Policía podría detener juegos
El mediocampista del Milán, Kevin Prince Boateng, utilizó una camiseta de entrenamiento donde dice que su equipo repudia el racismo.
Foto: AP

ROMA. Italia (EFE) .— La Policía será la única autoridad pública con capacidad para suspender un partido de futbol en Italia en caso de que se registren episodios de racismo, intolerancia o antisemitismo, como el ocurrido el pasado día 3 en un juego amistoso entre el Milán y un equipo de categoría regional.

Lo anterior fue acordado por el Observatorio Nacional de las Manifestaciones Deportivas, dependiente del Ministerio del Interior, al término de las reuniones celebradas ayer en Roma, en las que participaron responsables de la Federación Italiana de Futbol (FIGC).

Fruto de ese trabajo es un documento con varias medidas para hacer frente al racismo en el balompié italiano (que se manifiesta sobre todo en insultos de algunos aficionados a jugadores de raza negra), que fue divulgado por el Observatorio Nacional de las Manifestaciones Deportivas.

Según indica el texto, “ante la presencia de señales de racismo, intolerancia o antisemitismo en un partido, el árbitro requerirá a su asistente en la banda (el cuarto hombre) la intervención del dirigente del servicio de orden público (la Policía), quien será el encargado de valorar si se suspende o no el partido”, dicen las autoridades correspondientes en el documento.

De igual manera, se intentará identificar a los hinchas que hayan proferido cánticos o abucheos racistas, con el fin de prohibirles su entrada a cualquier tipo de espectáculo deportivo.

Esta decisión se produce casi una semana después de que los jugadores del Milán abandonaran el campo del Aurora Pro Patria, que juega dentro de una de las categorías inferiores de la Liga Italiana, después de que varios jugadores de color del equipo “rossonero” fueran abucheados por una parte de la afición local mientras se disputaba un encuentro amistoso.

Ayer, la Justicia Deportiva italiana sancionó al Aurora Pro Patria con la celebración de un partido a puerta cerrada por los hechos del partido contra el Milán, después de haber sido multado con 8 mil dólares esta misma temporada por un episodio similar.

Un gol en tiempo extra del montenegrino Mirko Vucinic guió al Juventus a las semifinales de la Copa de Italia al vencer 2-1 en un intenso choque a un Milán que se había adelantado en el marcador.

De nada le sirvió la ventaja al conjunto “rossonero”, conseguida al 6′ por Stephan El Shaarawy a pase de Giampaolo Pazzini.

El gusto le duro al Milán seis minutos ya que al 12′ Sebastian Giovinco puso la pelota en la red de la portería de Marco Amelia con un buen lanzamiento de falta al que no pudo responder el guardameta.

El 1-1 dio paso a un bonito primer tiempo, con opciones en ambas porterías. Menos brillante fue la segunda parte, que terminó con empate. Ya en la prórroga, a los cinco minutos, Vucinic definió el choque con el definitivo 2-1 y clasificó al Juventus, que se medirá al Lazio en las semifinales de la Copa de Italia.