Prenden fuego a una escuela

Detienen a otro hombre por un ataque mortal a matrimonio en zona mapuche
Prenden fuego a una escuela
Integrantes de la Policía de Investigaciones de Chile observan los restos de una escuela incendiada en Collipulli (Chile), ayer.
Foto: EFE

SANTIAGO, Chile (EFE).— Una escuela que estaba desocupada fue incendiada en la zona del conflicto mapuche en Chile, en el quinto ataque de este tipo desde el atentado mortal que el viernes pasado costó la vida a un matrimonio y por el que ya hay dos detenidos.

Según confirmaron a Efe fuentes de Carabineros, esta madrugada desconocidos prendieron fuego a una escuela en Collipulli, en la región de La Araucanía, a unos 590 kilómetros al sur de Santiago, y la policía investiga su vinculación con el conflicto indígena.

De acuerdo a Radio Cooperativa, dos personas que portaban armas amenazaron y maniataron a un árbol al cuidador del inmueble, en el que normalmente estudian 25 niños pero que en ese momento estaba vacío.

Luego rociaron la escuela con combustible para iniciar las llamas, que también afectaron a la casa del trabajador.

En tanto, según la Fiscalía, Carabineros arrestó ayer a un hombre de origen mapuche de 30 años, que al parecer es hermano del que hasta ahora era el único detenido, por su presunta implicación en el incendio provocado de una vivienda en la que falleció un empresario agrícola y su mujer.

Desde ese ataque, el más grave del denominado conflicto mapuche, que enfrenta a los indígenas con empresas agrícolas y forestales por la propiedad de tierras que consideran ancestrales, se han sucedido otros cinco incendios de camiones, maquinaria agrícola o viviendas.

En total, son siete los incidentes que han ocurrido desde el inicio del año, lo que ha reavivado la tensión en la zona, donde el Gobierno cree que operan grupos mapuches radicalizados que actúan como “organizaciones terroristas” con financiación exterior.

Tras el atentado mortal, el Ejecutivo reforzó el contingente policial en la zona, sin que hasta el momento se haya logrado frenar los ataques, y ha echado mano de la ley antiterrorista, aunque no descarta decretar un estado de emergencia.

Así lo reclaman parlamentarios oficialistas, empresarios de la zona y camioneros, mientras muchas comunidades mapuches, que son la principal etnia del país y sufren altos niveles de pobreza, piden que no se criminalice a todos sus miembros.