Hacia un mayor control de armas

Obama da el primer paso para lograr ese objetivo en Estados Unidos

Hacia un mayor control de armas
Michael Reed, de Cedar Park, Texas, practica el tiro al blanco con un rifle AR-15 en un establecimiento para la venta de armas que está localizado en las afueras de Colorado Springs, Colorado. El presidente de EEUU, Barack Obama, ha pedido apoyo para proteger a los niños de la violencia.
Foto: Archivo AP

WASHINGTON, D. C.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio ayer el primer paso para lograr un mayor control de las armas en el país con la firma de 23 decretos y pidió al Congreso que se sume al esfuerzo, además de apelar a toda la sociedad a asumir la responsabilidad de proteger a los niños de la violencia.

“No podemos dejar esto de lado por más tiempo”, subrayó Obama en una comparecencia en la Casa Blanca en referencia a la violencia causada por las armas al anunciar los 23 decretos, que no necesitan el visto bueno del Congreso.

Al acto fueron invitados varios niños que escribieron cartas al presidente durante el último mes preocupados por la violencia de las armas a raíz de la tragedia de la escuela Sandy Hook de Newtown, Connecticut, donde el 14 de diciembre Adam Lanza mató a 20 niños y seis adultos después de haber asesinado a su madre y antes de suicidarse.

“Es nuestra principal tarea como sociedad, mantener a nuestros niños a salvo (…) Y sus voces deben obligarnos a cambiar”, dijo Obama tras leer fragmentos de cartas como la de una de las niñas presentes hoy, que le pedía que “se esfuerce mucho” para frenar la violencia y las muertes causadas por las armas en EEUU.

“Haré todo lo que esté en mi mano para lograrlo. Pero la única manera en que podemos cambiar es si el pueblo estadounidense se planta y lo exige”, subrayó después Obama, quien recordó que solo en el último mes se han registrado 900 muertes por armas de fuego en el país.

Las medidas firmadas por Obama se dividen en cuatro categorías y entre ellas figuran la prohibición de comercializar armas de asalto, la exigencia de comprobación de antecedentes criminales para todas las ventas y aumentar la cobertura médica en salud mental.