Vernon corrije sus errores

En Vernon incautaban los coches manejados por personas indocumentadas

Vernon corrije sus   errores
La policía de Vernon está revisando las incautaciones de autos realizadas, tras recibir quejas sobre posibles abusos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

En el inicio de una investigación interna por supuesto perfil racial cometido por sus agentes, la Policía de Vernon rectificó los decomisos de coches que sin justificación se aplicaron a inmigrantes latinos.

Esto se presenta poco antes de la audiencia en el Tribunal Superior de Los Ángeles por una demanda que interpuso el sindicato de policías de esta ciudad (LAPPL) y el grupo Judicial Watch contra la Orden Especial 7 de la Policía angelina (LAPD), que desde marzo de 2012 canceló las incautaciones de los coches manejados por los indocumentados.

La Coalición Pro Derecho de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) acompañarán este viernes a representantes del LAPD para solicitar al juez que elimine el caso.

En tanto, activistas se reúnen hoy con el Sheriff para pedirle que aplique dicha norma.

Al revisar tres casos ocurridos del 4 al 14 de enero, el jefe de la Policía de Vernon, Daniel Calleros, decidió cancelar las confiscaciones, reconociendo que portar una licencia de California vencida o la presencia del dueño registrado del coche deben evitar que se retenga un coche.

Las correcciones se realizaron después que Calleras se reunió el miércoles con un grupo de abogados, activistas y vecinos de ciudades del sureste del condado de Los Ángeles.

En ella se comprometió a verificar la ley de decomisos y poner bajo la lupa las quejas contra la división de tráfico de la agencia.

Rubén Laureano fue uno de los tres conductores que lograron recuperar el coche, aunque pagó 754 dólares porque éste permaneció diez días en el corralón. A él se lo decomisaron el 7 de enero, a pesar de que al sitio donde lo detuvo el policía acudió el dueño registrado de la unidad.

“Llegó como en diez minutos, pero el oficial luego dijo que tenía que pasar un proceso porque me había prestado el coche. Me daba muchas excusas”, contó Laureano, quien notó una conversación muy cordial entre el agente y el conductor de la grúa. “Estoy seguro que son amigos”, afirmó.

También Narciso Morales, residente de Cudahy, pudo regresar a casa en el auto que le incautó la Policía de Vernon el pasado 14 de enero. A él le perdonaron las tarifas. “Yo le dije al jefe de la policía que el carro me hacía mucha falta porque tengo dos hijos”, señaló.

A un tercer automovilista, que pidió no ser identificado por su situación de persona indocumentada, también le entregaron el automóvil.

La división de tráfico de la Policía de Vernon sólo está integrada por dos motociclistas. “Por eso es que vemos al mismo oficial en muchas infracciones”, dijo la abogada Cynthia Anderson-Barker.

Calleros abrió una investigación por estas quejas, afirmando que toma el asunto con la debida seriedad.

“Voy a revisar nuestra política de decomisos”, prometió el jefe de policía de esa ciudad el miércoles.