Mueren doce rehenes

El rescate en Argelia continúa; también han caído 18 terroristas
Mueren  doce rehenes
El ministro de Energía de Argelia, Youcef Yousfi (izq.), habla con uno de los rehenes, de origen filipino, liberados de la planta de gas.
Foto: EFE

ARGEL, Argelia.— El Ejército argelino continúa la operación que comenzó antes de ayer para intentar rescatar a los rehenes que todavía siguen en manos de un grupo de terroristas en las instalaciones de gas de In Amenas, en el sureste del país, en la que al menos han muerto doce rehenes argelinos y extranjeros y dieciocho terroristas.

El ministro de Comunicación de Argelia, Mohamed Said, explicó ayer a la televisión estatal que la intervención inmediata de las fuerzas especiales del Ejército, que tomó por sorpresa a algunos líderes occidentales, fue necesaria para evitar “una verdadera catástrofe y una masacre”.

El ministro subrayó que los terroristas cuentan con explosivos, misiles y lanzacohetes y están determinados a cumplir las órdenes que recibieron: llevar a los rehenes a Malí.

Según los datos oficiales, 573 argelinos han sido rescatados, así como un centenar de ciudadanos extranjeros, por lo que una treintena de trabajadores extranjeros continúan aún en el vasto complejo gasístico, algunos de ellos escondidos y otros en manos de los captores.

El grupo salafí que el miércoles asaltó la planta de gas, denominado “Los que firman con sangre”, declaró ayer a través de la agencia privada mauritana ANI que todavía mantiene a siete occidentales en su poder.

Los asaltantes insistieron en que en un bombardeo lanzado ayer por el Ejército argelino durante la operación de rescate, 35 rehenes y 16 islamistas perdieron la vida. Unas cifras que difieren del balance dado hasta el momento por las autoridades argelinas.

Los secuestradores ofrecieron ayer liberar a los rehenes estadounidenses a cambio de dos dirigentes islamistas encarcelados en Estados Unidos.

No obstante, Estados Unidos rechazó cualquier tipo de negociación con el grupo salafista, y la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, subrayó que “Estados Unidos no negocia con terroristas”.

Los terroristas responden a las órdenes del argelino Mojtar Belmojtar un veterano líder cercano a Al Qaeda, que dijo que el ataque era en represalia por la decisión de Argelia de abrir su espacio aéreo a los aviones franceses que se unieron a la lucha del Ejército malí contra los grupos salafíes que controlan el norte de ese país africano desde el pasado junio.

Mientras la operación continúa, Mohamed Said ha dicho que “la situación está bajo control” y que se han tomado todas las medidas para evitar las posibles consecuencias de una eventual explosión en la planta, donde se procesa el 10 % del total del gas del país.