Líderes egipcios acuerdan iniciar diálogo

Surge además una iniciativa para detener la violencia desatada en los últimos días en Egipto
Líderes egipcios acuerdan iniciar diálogo
Los disturbios en Egipto estallaron el viernes, en el 2do. aniversario del inicio de la revolución que derrocó al régimen de Hosni Mubarak.
Foto: AP

EL CAIRO, Egipto.— Las distintas fuerzas políticas egipcias dieron ayer los primeros pasos hacia un diálogo nacional para resolver la crisis que atraviesa el país en un encuentro auspiciado por la institución suní Al Azhar, en el que todas las partes condenaron la reciente violencia.

El imán de Al Azhar, el jeque Ahmed al Tayeb, insistió tras la reunión, celebrada en la sede de este prestigioso centro islámico en El Cairo, en la importancia de proteger la unidad nacional y subrayó que “el diálogo es el camino para la cooperación y la convivencia”.

Los participantes en la reunión —líderes políticos islamistas y laicos, movimientos juveniles y representantes de las iglesias— decidieron crear una comisión para preparar ese diálogo nacional.

En la reunión se trató, además, una iniciativa propuesta por jóvenes opositores en cooperación con ulemas musulmanes para detener la violencia desatada en los últimos días en Egipto, que ha dejado más de medio centenar de muertos y un millar de heridos.

El documento acordado insta a “la reconciliación y la protección de la unidad nacional de las violencias sectarias y de los grupos armados” con el fin de cumplir con “los valores supremos de la Revolución del 25 de enero de 2011”, en la que fue derrocado el presidente Hosni Mubarak. También subraya la necesidad de dialogar y buscar un consenso, “especialmente en las situaciones críticas y de discrepancia”, así como de rechazar y condenar la violencia. Según el acta, el deber del Estado es proteger la seguridad ciudadana y sus derechos y libertades constitucionales, pero esto debe efectuarse en el marco del respeto a la ley y de los derechos humanos, “sin excesos”.

El jeque alentó a las distintas fuerzas a actuar con métodos pacíficos y a que denuncien a los grupos que violen la legalidad, al tiempo que instó a “los minaretes de pensamiento y de comunicación” a que lancen una campaña para rechazar la violencia y recuperar la paz en el país.

A la cita acudieron el izquierdista Hamdin Sabahi; el premio Nobel de la paz Mohamed el Baradei; el exsecretario general de la Liga Árabe Amro Musa, y el jefe del partido nacionalista Al Wafd, Sayed al Badaui; todos ellos líderes del Frente de Salvación Nacional (FSN), que ha rechazado en las últimas semanas el diálogo.

También participaron el presidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), de los Hermanos Musulmanes, Saad Katatni; el jeque salafista Hasan; el excandidato presidencial islamista Abdelmoneim Abul Futuh; y el dirigente del partido Al Wasat (musulmán moderado) Abulaela Madi.

Tras el encuentro Katatni se mostró optimista y apuntó que la reunión puede ser “el comienzo correcto para superar las diferencias”.

Alrededor de la web