NY será buen termómetro

Próximo Súper Tazón decidirá si el partido se puede jugar en ciudades frías
NY será buen termómetro
El Comisionado de la NFL, Roger Ggoodell.
Foto: AP

NUEVA ORLEÁNS (AP).— El Super Bowl del próximo año en el estadio de los Gigantes y Jets será crucial para decidir si el partido por el título de la NFL vuelve a disputarse en recintos al aire libre de ciudades con clima frío en invierno, dijo ayer el comisionado de la liga Roger Goodell.

El mandamás de la NFL señaló que la liga “estará preparada para el factor del clima” para el partido del 2 de febrero de 2014 en East Rutherford, Nueva Jersey. También señaló que espera que el clima no sea “tan extremo”,

El codueño de los Gigantes de Nueva York, John Mara, cree que una buena exhibición en 2014 permitirá que el estadio tenga una oportunidad de organizar otro Super Bowl en el futuro.

“De lo contrario, será mucho más difícil convencerlos”, indicó Mara.

Cuando le preguntaron sobre las críticas del quarterback de los Ravens, Joe Flacco, a jugar un Super Bowl en el frío, Mara respondió que “hay otra gente que comparte esa opinión, pero creo que nos reivindicaremos el próximo año”.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, dijo que cree que habrá un acuerdo pronto con el sindicato de jugadores para realizar pruebas para detectar el uso de hormona de crecimiento humano.

Goodell señaló ayer, durante su mensaje anual sobre el estado de la NFL, que espera que el acuerdo se logre antes del comienzo de la próxima temporada.

Indicó que la liga y la unión acordaron realizar pruebas hace dos años en el convenio colectivo.

Dijo que es importante realizar los controles para proteger la integridad y la marca de la Liga.

Goodell también apuntó que no renunciará a su autoridad a sancionar a jugadores por varios motivos, algo que a su entender le ha venido bien a la Liga.

Por otro lado, el comisionado dijo que la Liga tiene que convertir al futbol americano en un deporte más seguro eliminando los golpes a la cabeza y rodillas, y suspendiendo a los jugadores que incurran en golpes ilegales.

Goodell también señaló que quiere una nueva generación de la denominada Regla Rooney porque “no tuvimos los resultados que deseábamos” cuando ninguno de los 15 puestos de entrenadores y gerentes generales que se abrieron en semanas recientes fue otorgado a candidatos de minorías raciales.

Goodell espera que la próxima temporada empiecen a realizar controles para detectar el uso de hormona de crecimiento humano, aunque la Liga y el sindicato de jugadores llevan 18 meses en un impasse sobre el tema.

Además, prometió ser incansable en su lucha contra los programas de incentivos para que jugadores lesionen a oponentes.

El defensor Arthur Jones, de los Cuervos de Baltimore, está entre los jugadores de la NFL que desean que la Liga y el sindicato lleguen finalmente a un acuerdo sobre una forma de aplicar exámenes de sangre para detectar la hormona de crecimiento humano.

“Desearía que los señores no hicieran trampa, por eso uno hace todo este trabajo adicional y este entrenamiento extra”, dijo.

“Desafortunadamente, probablemente hay algunos señores, tal vez un puñado, que consumen sustancias prohibidas que mejoran el rendimiento”, apuntó

“Es desafortunado, hace que el deporte pierda brillo”, afirmó Jones.

“Sería justo que apliquen los exámenes de sangre”, agregó. el jugador.

Alrededor de la web