Daniel DiNardo, cardenal de Houston, descarta ser candidato a Papa

DiNardo considera que le falta experiencia para ser el sucesor de Benedicto XVI. Viajará a Roma para participar en el cónclave que elegirá al nuevo Papa
Daniel DiNardo, cardenal de Houston, descarta ser candidato a Papa
El cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston.
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

El cardenal Daniel DiNardo, arzobispo de Galveston-Houston, regresó a Houston el martes por la madrugada de Roma, Italia, donde estuvo participando en algunas celebraciones en el Vaticano y donde también se enteró de la renuncia del papa Benedicto XVI.

No solamente fue una noticia que lo sorprendió sino que también fue una novedad que lo puso un poco triste y que a la vez le ha dado lo que DiNardo considera la “responsabilidad más importante” que ha tenido desde que fue nombrado cardenal: participar en la elección del nuevo Papa con la posibilidad de ser él mismo un candidato.

DiNardo, que es la cabeza de la Arquidiócesis de Galveston-Houston, prácticamente se descartó como candidato para ser Papa y confesó que lo único que pide ahora es la oración de los fieles católicos de Houston y de todos los sacerdotes que son parte de la Arquidiócesis.

“Estoy impresionado de que mi nombre sea mencionado en cualquier lista pero no creo que es una posibilidad real porque primero se tiene que tomar en cuenta que la experiencia es muy importante para ser Papa y yo apenas he sido cardenal por unos cuantos años. Además es muy improbable que se elija a un americano”, comentó DiNardo.

El cardenal dijo que las próximas semanas serán muy interesantes porque nadie está acostumbrado a manejar la situación cuando un Papa renuncia y que él mismo está a la expectativa de las indicaciones que vendrán del Vaticano, aunque especuló que el proceso podría ser similar al desarrollado cuando fallece un Papa.

DiNardo dijo que lo más probable es que viaje a Roma a finales de febrero para sumarse al cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI.

“Este anuncio llega durante el inicio de la pascua y voy a hacer todo lo posible para estar con las iglesias de la Arquidiócesis en este periodo tan importante de nuestra fe, pero en cuanto tenga que irme lo haré”, indicó el cardenal.

DiNardo dijo que a pesar de la tristeza que sintió por la renuncia de Benedicto XVI entendió sus razones para hacerse a un lado.

“Los ministerios del Papa requieren una gran fuerza de mente y cuerpo, que debido a su edad avanzada el papa Benedicto XVI ya no podía hacer con el vigor que se requiere en una era moderna que constantemente está cambiando”, explicó DiNardo.

Aunque el cardenal no quiso entrar en detalle sobre los candidatos a Papa que él está considerando apoyar, sí dio unas indicaciones de las cualidades que estará buscando.

“Creo que debe ser un hombre divino, fiel, que tenga la facilidad de comunicarse y ser abierto, debe estar dedicado a la paz mundial, preocupado por la pobreza y los conflictos que se viven en el Medio Oriente”, concluyó el cardenal.

DiNardo dijo que estará estudiando mucho para llegar bien preparado al cónclave y que espera que al final sea el Espíritu Santo el que le indique a quién elegir para ser el nuevo Papa. Pero también admitió que largas conversaciones se llevarán a cabo entre él y sus colegas durante el periodo en el que 118 cardenales decidirán quién será el nuevo líder de la Iglesia católica.