Piden ayuda por refugiados

Desertan en Siria 40 soldados de la guardia de élite del hermano de Asad
Piden ayuda por refugiados
Juan Fernando López evalúa la situación de refugiados.
Foto: EFE

AMMÁN, Jordania (EFE).— Una delegación de parlamentarios europeos pidió ayer a Jordania que mantenga abierta su frontera con Siria, al tiempo que instó a la comunidad internacional a ampliar la ayuda destinada a los refugiados sirios en ese país.

El grupo, encabezado por el español Juan Fernando López Aguilar, consideró necesario aumentar la ayuda a Jordania para que supere sus dificultades financieras, derivadas en parte por la llegada de unos 335 mil refugiados sirios a territorio jordano en los últimos meses.

En una rueda de prensa al término de su visita de tres días a Jordania, López Aguilar señaló que enviará un informe al Parlamento europeo para destacar la importancia de mantener abierta la frontera jordana para los refugiados sirios, sobre todo por los aspectos humanitarios que esto conlleva.

Las autoridades jordanas advirtieron recientemente que Jordania podría cerrar la frontera, dada la incapacidad del país para hacer frente a los gastos derivados de la acogida de los refugiados.

López Aguilar mostró su confianza en que la comunidad internacional y la Unión Europea continúen su “apoyo humanitario y político” a Jordania para ayudarle a salir de esa crisis.

“El Parlamento europeo también debería solicitar a organizaciones europeas que extiendan la ayuda a Jordania y sigan esforzándose en buscar una solución política y diplomática que acabe con el derramamiento de sangre en Siria”, añadió el español.

Durante su estancia, la delegación europea visitó un paso fronterizo entre Jordania y Siria, el campo de Zaatari, que alberga a más de 80 mil refugiados sirios y está ubicado a 85 kilómetros al noreste de Ammán, y una familia de refugiados sirios en la localidad de Mafraq.

Por otra parte, unos 40 soldados pertenecientes a la IV División de la Guardia Republicana, cuerpo de elite dirigido por Maher al Asad, el hermano del presidente Bachar al Asad, han desertado en las últimas horas, informaron fuentes opositoras.

En un vídeo difundido por los activistas de los Comités de Coordinación Local, aparece un grupo de soldados con uniforme militar y sin armas, que son presentados como miembros de la Guardia Republicana que se han unido a las filas rebeldes en la periferia de Damasco.

El portavoz del Mando Conjunto del Ejército Libre Sirio (ELS), Fahd al Masri, confirmó a Efe que una cuarentena de efectivos de este grupo de elite desertaron, aunque no pudo precisar si se han adherido a la insurgencia.