The EKG’s fusionan rock y electrónica en inglés y español

Kin y Jewlz, The EKG's, unen diversos sonidos y estilos en una clara intención de ser un dúo crossover
The EKG’s fusionan rock y electrónica en inglés y español
El dueto The EKG's está en promoción de su sencillo 'La vida engaña'.
Foto: Suministrada

Lucero Amador-Mirandalucero.amador@laopinion.com

Cuando Kin y Jewlz se reencontraron después de varios años, fue en un ambiente totalmente diferente al que se conocieron de niños. Entonces ya no eran los estudiantes de la elemental en Puerto Rico, ni tampoco les llamaban Luis David Ramírez ni Julián Sánchez, eran simplemente Kin y Jewlz —respectivamente—. Ambos estaban en Nueva York y compartían una pasión: su amor por la música, aunque con gustos diferentes. Sin que esto fuera un impedimento, decidieron fusionar sus gustos y fundar Electro Killer Giants, que resumen simplemente como The EKG’s.

¿Cómo surge el dueto?

Kin: Comenzamos en enero del año pasado. Jewlz y yo empezamos a trabajar y a producir nuestros temas. Tenemos una amistad de infancia; nos conocemos desde la escuela elemental, solo que nos dejamos de ver por muchos años y nos reencontramos en Nueva York por amigos en común. Los dos estábamos haciendo lo mismo: música, pero con gustos muy diferentes. Esa diferencia nos hizo unirnos y fusionar nuestros estilos.

¿Qué estilos fusionaron?

Kim: Es una fusión de música electrónica y rock. Cantamos en inglés y español y tiene unos sonidos muy retro de los 80.

¿Cómo logran adaptar el estilo de cada uno?

Jewlz: A Kin le gusta mucho rock, y a mí me gustan otros ritmos, pero más el electro, lo electrónico, el R&B. Cuando nos juntamos en el estudios tratamos de sacrificar un poco, ser menos egoístas y encontrar un punto medio entre lo que nos agrada a los dos, para fusionar las dos escuelas de pensamiento y lograr ese sonido único de EKG’s.

Kin: Sale de las influencias individuales de cada uno, porque son polos opuestos que se juntan. Una química bastante natural.

¿Qué es lo que están promocionando?

Kin: Estamos promocionando el LP y al mismo tiempo el primer sencillo, La vida engaña, y hasta ahora el público ha sido muy receptivo. Nuestro video ha recibido más de 80 mil visitas en YouTube y ahora estamos solo en plena gira promocional y el tema ya está también iTunes.

¿Cuántos cortes trae el disco?

Jewlz: Trae cinco, tres temas en español y dos en inglés.

Inician en ambos idiomas, directo al crossover…

Jewlz: Sí, es parte de lo que estamos haciendo. En el momento es diferente a muchos otros artistas que, ya formados, quieren hacer el crossover y nosotros como artistas independientes decidimos entrar desde el inicio en los dos mercados y no poner una línea.

Kin: La verdad es que no decidimos que temas iban ingles o cuales en español. Es como nos sentimos en el momento de trabajar y así sale, muy espontáneo.

¿Es mejor la independencia?

Kin: Por el momento sí, nosotros hemos trabajado from “scratch” [desde el principio], hemos trabajado el producto entero. En el estudio de Jewlz se hizo todo ahí. Después un ingeniero de sonido nos ayudó a masterizar. Yo canto, escribo y produzco; Jewlz es pianista y también produce.

Pareciera que ustedes no tuvieron ningún obstáculo. Se unen, producen y reciben cientos de visitas en su video. ¿Así fue?

Kin: [sonríe] Ha sido una trayectoria fuerte. Yo llevo en la música desde muy temprana edad, he estado en múltiples proyectos de rock con varias bandas. Esta industria es muy difícil y hay mucho talento afuera. Lo importante es saber cómo diferenciarse de los demás, trayendo algo nuevo y fresco a la mesa, sin criticar ni nada, simplemente trabajando mucho.

Jewlz: Definitivamente ha sido difícil, pero el año pasado para nosotros ha sido muy favorable, se movió bastante rápido y estamos muy satisfechos.

¿Qué los hace diferentes?

Jewlz: Estamos fusionando mucho, música y sonidos que se inclinan más por la linea de bandas independientes europeas. Tratamos de enfocarnos en sacar sonidos que sean bien análogos, viejos de los 80, retro, que le den un “vibe” único a la música. Aunque sean sonidos de los 80 los estamos fusionando con el rock moderno, y en lo digital, los sonidos son ahora más ricos por los instrumentos que hay. El contenido lírico es bien profundo. No es que seamos unos Pablo Neruda, pero no usamos solo ganchos. Sí tiene un mensaje, lineas poéticas de situaciones que vivimos. No presentamos nada fictício.