Marco sale con dedo fracturado

Marco Fabián se duele de la  mano al celebrar su gol.
Marco Fabián se duele de la mano al celebrar su gol.
Foto: MEXSPORT

PUEBLA, México.— A Marco Fabián no le importó cómo, pero, en la jugada del gol del empate, esa pelota tenía que acabar en las redes.

El saldo, una fractura en el dedo anular de la mano izquierda y la alegría de toda la afición rojiblanca en el Cuauhtémoc.

“Esos balones deben de ser gol como sea. Vi el centro, no dejé de correr, me lancé y ya no supe ni con qué la metí. Me fracturé el dedo, pero el gol fue lo que contó”, relató el mediocampista del Rebaño.

“Tuve dolor mientras seguía jugando, no podía ni moverlo, pero lo bueno es que sólo fue un dedo y que no soy portero”, añadió con ironía.

Lo más importante para el campeón olímpico es que su equipo, poco a poco, va en ascenso, recupera la confianza que, cree, les hacía falta para pensar en Liguilla.

“El equipo está encontrando esa confianza que hacía falta en Chivas y lo venimos demostrando. La meta es la Liguilla y todos sabemos que debemos de estar ahí”.

Sin embargo, Marco tambiéna acepta que al Rebaño deben mejor en contundencia.

“Faltó un poquito de contundencia. Tuvimos ahí jugadas de gol, faltó meterlas, ir un poquito más al frente, pero creo que se hizo el esfuerzo. La actitud no faltó y lo importante fue que sacamos un punto”, manifestó el jugador campeón olímpico del Rebaño.

Chivas no merecía ni el empate, consideró Jonathan Lacerda.

El defensa central del Puebla aceptó que el punto les sabe amargo, pues cree que el Rebaño se fue con mucho premio para lo que propuso en el Estadio Cuauhtémoc.

“Chivas no hizo nada para llevarse un punto y termina sacándolo.Fuimos al frente todo el partido, buscamos el arco rival, tuvimos las oportunidades, pero al final nos quedamos con un punto que nos sabe muy amargo”, declaró.

El defensor uruguayo estuvo involucrado en el tanto que le dio el empate al cuadro rojiblanco; sin embargo, no se siente el villano de su equipo.

“Veo que el delantero no corre y decido dejarla pasar, no sabía que había gente atrás, fue una desatención. No me siento culpable, yo tenía marca, cuando mi delantero ya no corre, dejé pasar y terminan definiendo en el área chica”, dijo.