Mueren en explosión

También hay unas 200 personas que resultaron heridas

Guía de Regalos

Mueren en explosión
Rebeldes sirios llevan a un hombre que salió herido de la explosión causada por un coche-bomba en el centro de Damasco, Siria.
Foto: EFE

DAMASCO, Siria.— El estallido de un coche-bomba en Damasco cerca de la sede del partido gobernante de Siria dejó al menos 53 muertos ayer, indicaron medios estatales, al tiempo que proyectiles de mortero explotaron cerca del comando central del ejército.

Fue el tercer día consecutivo de ataques en el centro de la capital, algunos de los más intensos y de mayor alcance en el corazón del poder del presidente Bashar al Assad durante la guerra civil que sacude al país.

La explosión del automóvil fue la más letal en Damasco en nueve meses. En cuestión de horas le siguieron otros dos ataques con bomba y uno de un proyectil de mortero al complejo militar. Aunque ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad, los ataques dejan entrever que los insurgentes a los que se ha impedido tomar Damasco están recurriendo a estrategias guerrilleras para disminuir el control de Assad sobre la capital.

El ataque más letal de la jornada ocurrió en una concurrida avenida en un extremo del barrio Mazraa, cerca de la sede del Partido Baath de Assad, de la embajada rusa, de una mezquita, un hospital y una escuela.

Tomas de televisión en el sitio del estallido mostraban a bomberos que intentaban apagar un automóvil en llamas, así como cadáveres desmembrados en el pasto de un parque cercano. El servicio noticioso estatal, SANA, publicó fotografías de un enorme cráter en medio de la calle llena de escombros y vehículos carbonizados con cuerpos ennegrecidos en su interior.

Un automóvil estalló en un retén de seguridad entre la embajada de Rusia y la sede del partido gobernante, dijeron los testigos en el lugar.

“Fue enorme. Todo lo que había en la tienda quedó desordenado”, dijo un residente. Tres de sus empleados fueron lesionados por los cristales, que también provocaron la muerte de una joven que pasaba por allí cuando se produjo el estallido. “La metí a la tienda, pero estaba casi muerta. No pudimos salvarla. (Los cristales) la golpearon en el estómago y en la cabeza”, señaló a condición de guardar el anonimato debido al temor a sufrir represalias por hablar con medios de comunicación extranjeros. La televisión estatal dijo que se trató de un atentado “terrorista” cometido por un atacante suicida. Dijo que al menos 53 personas perdieron la vida y más de 200 estaban heridas.

Aparentemente el atentado es el segundo más letal en la capital siria desde que comenzó la insurrección hace 23 meses.