Ponen a prueba moral del Barsa

Azulgranas deben sacudirse ante Sevilla tropiezo sufrido en Liga de Campeones
Ponen a prueba moral del Barsa
Jordi Roura es el técnico interino del Club Barcelona.
Foto: EFE

BARCELONA, España (EFE).— El Barcelona deberá reforzar el ánimo tras el tropiezo en Milán en la Liga de Campeones para no caer hoy en el Camp Nou, donde hará mucho frío, y donde enfrentará al Sevilla que ha ganado tres de los últimos cuatro partidos de Liga.

El cuadro azulgrana afronta la fecha 25 de la Liga Española cobijado por su público y en su casa, lugar donde muestra su mejor futbol.

Recuperado ya Xavi, y a falta de si Villa y Adriano reciben el alta médica, el Barcelona volverá a tener a su centro del campo al completo.

De esta forma, el camerunés Song es muy probable que vuelva a la titularidad, mientras que adelante tanto Villa, si tiene el alta, como Alexis Sánchez, podrían también ser opción para estar en el once de gala.

En el partido en el Sánchez Pizjuán, el Barsa sacó el encuentro en un agónico final (2-3), ya que hasta el 84′ perdía por 2-1, mientras que la temporada anterior, en el Camp Nou, ambos firmaron un empate.

De hecho, en las últimas 10 visitas al estadio azulgrana, el Sevilla ha arrancado una victoria y dos empates, mientras que el Barsa se ha llevado la victoria en siete ocasiones.

El encuentro de hoy en el Camp Nou se espera que sea uno de los más fríos de la temporada en Barcelona, ya que la temperatura estará tocando los cero grados, con riesgos de precipitación.

Pr su parte, el asistente técnico azulgrana, Jordi Roura, aseguró o que si un equipo merece “crédito, confianza y respeto” es el Barcelona actual, un grupo que “siempre ha dado la cara y la dará en el juego contra Sevilla.

“Es normal que los jugadores estén tristes y quieran afrontar el partidoante el Sevilla con ganas y con máxima intensidad para volver a revertir el resultado. Esto es futbol y puede pasar de todo, pero tenemos absoluta confianza que el equipo que volverá a estar a buen nivel”, dijo.

El Sevilla quiere poner a prueba la fortaleza en el Camp Nou del Barcelona, líder incontestable de la Primera División, tras la derrota de 2-0 ante el Milán.

El buen momento en la Liga del equipo dirigido por Unai Emery, con los triunfos ante Granada, Rayo y Deportivo, y el empate con el Getafe, solo “empañados” con el 4-1 ante el Real Madrid, es el principal argumento de los sevillistas para afrontar el choque en el feudo barcelonés.

Además, el Sevilla pretende aprovechar el posible bajón anímico del Barcelona tras la caída en Milán, y el que en la mente de los barcelonistas esté más puesta en el choque de vuelta de semifinal de la Copa del Rey, contra el Real Madrid.

En contra de los andaluces están las estadísticas con el conjunto azulgrana por cuanto en los 68 enfrentamientos hasta ahora en la Ciudad Condal, el saldo es favorable a los locales con 51 victorias, 11 empates y solo seis derrotas.

Para este encuentro Unai Emery podría presentar alguna novedad en la formación sevillista, como los casos del defensa central Botía, que ocuparía el puesto del sancionado Spahic, y el lateral zurdo Alberto Moreno que pugna con Fernando Navarro.

Otro jugador que ha solventado sus problemas físicos es Kondogbia, mientras que estarán ausentes el portero Andrés Palop y el zaguero Cicinho.