‘Egipcios necesitan consenso’

El secretario de Estado, John Kerry, habla a la prensa en El Cairo
‘Egipcios necesitan consenso’
John Kerry y el secretrio de la Liga Árabe, Nabil al Arabi.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto (AP).— El Gobierno y la oposición en Egipto necesitan crear “un sentido de viabilidad política y económica” ante sus persistentes disputas para dar confianza a las inversiones y abrir paso a un acuerdo de asistencia internacional, dijo ayer sábado el secretario estadounidense de Estado, John Kerry.

Kerry enfatizó ante líderes empresariales la importancia de la unidad de los egipcios en torno a los derechos humanos, la libertad de expresión y la tolerancia religiosa. Igualmente esencial, dijo, es la unidad “para enfrentar el desafío económico de este momento particular”.

Cientos de personas se manifestaban en el exterior de las oficinas gubernamentales donde Kerry se reunió posteriormente con el ministro del Exterior, Amr Kamel. Los inconformes incendiaron retratos de Kerry y gritaron que Washington tomaba partido a favor de la gobernante Hermandad Musulmana del presidente Mohammed Mursi.

Kerry llegó a El Cairo, en la escala más reciente de su primera gira en el exterior como miembro del gabinete del segundo período del presidente Barack Obama y con el propósito de exhortar a todas las partes a que se pongan de acuerdo en el rumbo que necesita Egipto, antes de las elecciones parlamentarias que darán inicio en marzo. Kerry tiene prevista para hoy domingo su reunión con Mursi.

De gran preocupación también es la capacidad de Egipto para emprender los cambios necesarios a fin de que reúna las condiciones para que le extiendan créditos por 4,800 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional. Las medidas podrían incluir un aumento del cobro de impuestos y una disminución de los subsidios en la energía.

Un acuerdo con el FMI, que depende de que concluya el caos político que impera en el país desde la elección del islamista Mursi, permitirá la recepción de asistencia estadounidense, incluidas porciones de un paquete de 1,000 millones de dólares prometido por Obama en abril pasado.

“Es fundamental, esencial, urgente, el fortalecimiento de la economía egipcia, que se levante, y es muy claro que hay un ciclo de hechos interconectados con la forma en que eso puede realizarse”, dijo Kerry ante líderes empresariales.

“Para atraer capital, para hacer que regrese dinero, para dar a las empresas confianza a fin de avanzar, tiene que haber un sentido de seguridad, un sentido de viabilidad política y económica”, apuntó.

Al término de la reunión con Kamel, Kerry habló de la manera como Egipto puede superar sus desafíos y convertirse en una democracia fuerte y estable con una economía que no tenga turbulencias.

“Digo con humildad y mucho respeto que para alcanzar esos objetivos es necesario que las autoridades políticas y los grupos de la sociedad civil de Egipto asuman la auténtica postura de las concesiones de la misma manera como nosotros continuamos batallando al respecto en nuestro propio país”, expresó Kerry a la prensa.