EEUU enviará dos legisladores a funeral de Chávez

El legislador demócrata por Nueva York Gregory Meeks y su copartidario William Delahunt, ex congresista por Massachusetts, integrarán la delegación estadounidense que asistirá el viernes a los funerales del presidente venezolano Hugo Chávez en Caracas.

En esta foto de archivo se ve al congresista Gregory Meeks, saludando al presidente peruano Alan García.
En esta foto de archivo se ve al congresista Gregory Meeks, saludando al presidente peruano Alan García.
Foto: AP / Archivo

WASHINGTON.- La portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland dijo en conferencia de prensa que James Derham, encargado de negocios de la embajada norteamericana en Caracas, acompañará a los congresistas Gregory Meeks (NY) y su copartidario William Delahunt, ex congresista por Massachusetts, a la ceremonia de los funerales de estado de Hugo Chávez.

Delahunt acordó con Chávez en 2005 un programa para proporcionar a hogares de bajos ingresos combustible para calefacción a precio preferencial.

Estados Unidos expresó la víspera su disposición a mejorar la relación con Venezuela pero reaccionó con sorpresa y desagrado a la expulsión de dos agregados militares y las acusaciones formuladas por el vicepresidente Nicolás Maduro de haber inoculado con cáncer al fallecido presidente Hugo Chávez.

Nuland describió a las acusaciones como “parte de un guión gastado en el que se alega intervencionismo para obtener dividendos en la política interna venezolana, pero para llegar algún día a un sitio donde ambos podamos estar juntos y mejor este tipo de cosas tiene que parar”.

Ante una pregunta de si Washington reconoce a Maduro como el presidente interino hasta que se celebren nuevas elecciones para escoger al sucesor de Chávez, Nuland respondió que “no estoy segura de que hemos tomado una posición en un sentido o en otro respecto al tema que planteas”.

Opositores venezolanos han criticado las medidas adoptadas por el gobierno tras el deceso de Chávez, incluyendo la designación del vicepresidente Maduro como presidente interino, en aparente violación a la Constitución.

La Carta Maga estipula que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, debería asumir la presidencia interina si el jefe de estado es obligado a renunciar durante los primeros tres años de obtener el poder.

Las misiones diplomáticas de Venezuela y Estados Unidos permanecen sin embajador desde que Caracas retiró en 2010 el beneplácito concedido a Larry Palmer, quien dijo durante su proceso de confirmación en el Senado que la inteligencia cubana había infiltrado a las fuerzas de seguridad venezolanas.

En respuesta, Washington declaró persona no grata al diplomático venezolano Bernardo Alvarez y solicitó que no volviera a la embajada cuando hubiera concluido la pausa decembrina de 2010.

Caracas y Washington han mantenido tensas relaciones diplomáticas desde que Chávez llegó al poder en 1998, pero las frecuentes fricciones no han afectado los estrechos lazos comerciales que tienen ambos países y Estados Unidos sigue siendo uno de los mayores mercados para el petróleo venezolano.

Chávez acusó en varias ocasiones a Estados Unidos de estar detrás de su salida del poder durante dos días en abril de 2002. Funcionarios estadounidenses han rechazado esos señalamientos de manera categórica.