Rosario rompe mitos

Quiere taekwondoína seguir siendo la mejor por México y por el deporte
Rosario rompe mitos
María del Rosario Espinoza
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F.— La clave del éxito para María del Rosario Espinoza ha sido considerar que puede superar cualquier barrera.

“Por ser mujer pienso que sí he tenido [barreras]. Poco a poco he demostrado que no importa el género”.

“No importa si se es hombre o mujer, mientras uno tenga las ganas de estar compitiendo, de estar con esa hambre de triunfo, no importa qué género seas”, asegura la excampeona mundial y olímpica en taekwondo.

“Cuando tengo ese tipo de situaciones nunca les doy importancia, siempre es mirar hacia mi objetivo”, agrega la única deportista de México, hombre o mujer, que ha ganado oro en las diferentes competencias en las que ha participado.

Como mujer, María sabe que está dando la cara por el deporte tricolor.

Fenómeno que no es nuevo, pues en más de una década han sido mujeres las que han dado al país los mejores resultados a nivel internacional.

“Para mí es un orgullo estar dentro de las mejores deportistas de México, pues siempre lo he tomado en cuenta. Es una de las motivaciones que tengo para seguir entrenando”, afirma Espinoza.

Previo al Día Internacional de la Mujer, la doble medallista olímpica destaca la participación de las deportistas tricolores: “Creo que ha sido una gran evolución. Desde los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, cuando Soraya Jiménez ganó la medalla de oro [en halterofilia], fue un despunte muy grande de la mujer en el deporte. El saber que siendo mujer podías hacer deporte”, considera.

“Es muy importante porque eso no solo motiva a la mujer que hace deporte sino que motiva también a la mujer en otros ámbitos y eso hace un crecimiento muy grande para que ya se quite como ese tabú de la mujer reprimida de México”.

Luego de que Jiménez se convirtiera en la primera mujer mexicana en conquistar un oro olímpico, Nancy Contreras ganó el título Mundial en ciclismo en 2001 y Ana Guevara se coronó en el de atletismo en París 2003; Edna Díaz logró el campeonato del orbe en taekwondo en 2005 y Paola Espinosa ganó el oro mundialista en clavados en 2009.

Y la racha sigue: hace unos días Sofía Arreola se convirtió en doble subcampeona del orbe en el Mundial de ciclismo de pista de Minsk, Bielorrusia.

Pese a que es la mejor taekwondoín tricolor de la historia, María conserva la humildad y el deseo de superación, que la caracterizaron desde el inicio de su carrera, en la que ha subido a lo más alto del podio en Juegos Olímpicos, Centroamericanos, Panamericanos y campeonato Mundial.

“Todavía tengo muchas ilusiones, anhelos y sueños también dentro de lo que es este ciclo [Rumbo a Río 2016]. Espero que me vaya muy bien tanto en los Mundiales como Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Juegos Olímpicos”.

“Para mí es como borrón y cuenta nueva, siempre he sido así. Entonces ahora espero igual conquistar muchos títulos en este ciclo”, dice.

Ganadora del Premio Nacional de Deportes en dos ocasiones, la sinaloense se dijo contenta de ser un ejemplo a seguir para los jóvenes mexicanos.

“Para mí es un gran orgullo y espero que ese ejemplo siga positivo, que deje una huella positiva dentro del deporte de México”, declaró María.

?>