Merkel tiene duda por Siria

Existen 'reservas considerables' sobre levantar embargo de armas a ese país
Merkel tiene duda por Siria
Angela Merkel.
Foto: EFE

BRUSELAS, Bélgica (EFE).— La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó ayer que tiene “reservas considerables” sobre la conveniencia de levantar el embargo de armas a Siria para ayudar a los rebeldes para no provocar que otros países, como Rusia e Irán, vuelvan a entregar armas al régimen de Bachar al Asad.

Francia y Reino Unido han dejado claro ayer que han cambiado su posición con respecto al embargo de armas y han pedido que se levante esta restricción para apoyar a la oposición siria, pero “Alemania tiene reservas considerables” porque teme que se “avive” con esta medida de nuevo el conflicto, señaló Merkel en la rueda de prensa posterior a la cumbre europea.

“Es una situación extremadamente difícil y por eso valoro que los ministros de Asuntos Exteriores vean este asunto la próxima semana [en el Consejo informal]. Francia y Reino Unido no han reclamado una decisión inmediata, sino que tenemos margen hasta mayo”, señaló Merkel, quien explicó que Alemania “aún no ha llegado a una opinión concluyente” al respecto.

En el debate entre los líderes de la Unión Europea (UE) sobre la petición de París y Londres “hubo una fotografía mixta” en cuanto a las reacciones de los socios europeos, pero todos coincidieron en que esta cuestión debe ser abordada ampliamente por los ministros de Exteriores, sobre todo ante el deseo expresado por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, de lograr una posición común.

“Hay este deseo pero no está claro si se logrará” una postura conjunta de la UE, señaló Merkel, quien explicó que una de las razones esgrimidas por Francia y Reino Unido es el “drama de las muchas víctimas” que hay ya por el conflicto y que por ello cabe considerar “equilibrar las fuerzas” entre el régimen y los rebeldes.

La alta representante británica ha apuntado a la posibilidad de que Irán y también en parte Rusia pudieran entender el levantamiento del embargo armamentístico por parte de la UE como una “señal para exportar de nuevo armas” al régimen de Asad, dijo Merkel.

También se ha advertido de la frágil situación en el Líbano y lo que una medida así significaría para el armamento del grupo chií libanés Hezbolá, señaló Merkel.

Austria ha recordado que ya actualmente las fuerzas de la ONU han vuelto a estar en peligro en los Altos del Golán, dijo la canciller alemana.

Al final, agregó Merkel, “cada uno” de los países miembros tiene que decidir conforme a su “conciencia” y ya en el pasado se han logrado compromisos sobre Siria, señaló.