Vuelve la fiesta del beisbol a San Francisco

El AT&T de San Francisco se viste de gala para el cierre del Clásico Mundial de Beisbol
Vuelve la fiesta del beisbol a San Francisco
Los organizadores del Clásico Mundial estarán felices si logran grandes asistencias como esta en el estadio de los Gigantes este fin de semana.
Foto: AP

SAN FRANCISCO, California (EFE).— El beisbol vive con entusiasmo la recta final de la tercera edición del Clásico Mundial de Beisbol, pero en especial la ciudad de San Francisco, que a partir de mañana será la sede de las semifinales y del partido por el título.

Con tres equipos ya clasificados, Japón, que defiende el título de bicampeón, Holanda, por parte del Grupo 1 que jugó en el Lejano Oriente y República Dominicana en el Grupo 2.

La ciudad de la bahía, además de ser perfecta para grandes eventos deportivos tiene la doble ventaja que los Gigantes son los actuales campeones de la Serie Mundial.

San Francisco, centro del universo del beisbol el pasado mes de octubre, acaparará una vez más la atención del mundo del llamado deporte pasatiempo nacional, en Estados Unidos, por tres días consecutivos, del 17 al 19 de marzo, en el AT&T Park.

Japón se ganó el derecho de jugar en la primera semifinal mañana a las 6:00 p.m. ante el segundo equipo clasificado del Grupo 2, y el seleccionado holandés tendrá acción el lunes en la segunda semifinal, también a las 6:00 p.m. contra el número uno.

Los equipos ganadores de esos dos encuentros avanzarán directo a la gran final del torneo el martes a las 5:00 p.m.

Al margen de lo que puedan deparar las semifinales, para los cuatro equipos clasificados tendrán una oportunidad de jugar en la casa de los Gigantes, será la mejor manera de cerrar un torneo lleno de emoción y sorpresas.

Japón no era considerado un favorito para regresar a la ronda semifinal, puesto que su roster no presentaba a un solo pelotero de Grandes Ligas después de que Ichiro Suzuki participase en las dos ediciones previas y los lanzadores Daisuke Matsusaka y Yu Darvish se convirtieran en dos de varios jugadores japoneses en firmar para un equipo de Grandes Ligas después de brillar en el Clásico.

Sin embargo, Japón volvió a triunfar e imponer el concepto de juego de equipo y un beisbol de fundamentos y se encuentra de nuevo a dos triunfos de revalidar por tercera vez el título de campeones.

La selección holandesa, que dio la gran sorpresa en 2009 al avanzar a la segunda ronda tras eliminar a Dominicana, aseguró su pase a San Francisco al dejar en el terreno y eliminar a un potente equipo de Cuba, en una victoria por 7-6, para eventualmente finalizar en segundo lugar del Grupo 1 detrás de Japón.

El exastro de Grandes Ligas Andruw Jones, que actualmente es agente libre después de haber jugado para los Yanquis de Nueva York en 2012, es el pelotero con más trayectoria en una selección integrada tanto por jugadores holandeses como de Curazao, Aruba y Antillas Holandesas.

El jardinero Roger Bernadina, de los Nacionales de Washington, el paracorto Andrelton Simmons, de los Bravos de Atlanta, junto con el prospecto Jurickson Profar, de Texas, resaltan en su alineación.