Democracia Cristiana enfrenta a Bachelet

Democristianos pondrán todo el empeño en que Orrego compita
Democracia Cristiana enfrenta a Bachelet
Michelle Bachelet, expresidenta de Chile, cuando se encontraba en una rueda de prensa en Rabat, Marruecos.
Foto: EFE

SANTIAGO, Chile (EFE).— La Democracia Cristiana (DC) de Chile salió ayer al paso de una posible candidatura de la expresidenta Michelle Bachelet, al advertir de que pondrá toda su empeño en que el democristiano Claudio Orrego sea el que compita por la Concertación en las próximas elecciones presidenciales.

“Hoy nos ponemos las zapatillas de clavos para que la gente pueda elegir a nuestro candidato”, dijo el senador Ignacio Walker, presidente de la DC, días después del anunciado regreso a Chile de Bachelet, que renunció como titular de ONU Mujeres la semana pasada.

Partidarios y detractores de la expresidenta (2006-2010) han tomado como un hecho consumado que vuelve para buscar un segundo período presidencial en las elecciones del 17 de noviembre próximo, aunque ella guarda silencio por ahora.

Osvaldo Andrade, presidente del Partido Socialista (PS), Bachelet, favorita en las encuestas, estará en Chile “antes del 31 de marzo” y apenas llegue, aseguró, “emitirá un pronunciamiento” sobre su disponibilidad para ser candidata.

Bachelet obtiene hasta un 54 % de intención de voto en los sondeos, pero en el terreno de la realidad, le queda un largo camino por recorrer, no precisamente sembrado de pétalos.

“Como ha estado mucho tiempo ausente, vienen días complejos para Michelle Bachelet”, escribió en el diario La Tercera el analista Héctor Soto.

“Todo lo que haga y no haga, todo lo que diga y no diga, todo lo que muestre u oculte, será leído en términos políticos […]. La ausencia fue muy larga. Y la expectativa es muy grande”, remarcó.

Ayer lunes el desafío a Bachelet provino de la DC, el partido más grande de la Concertación, la coalición que tras cuatro gobiernos consecutivos a lo largo de 20 años, fue desplazada por la derecha en 2010.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Ignacio Walker descartó que las primarias del 30 de junio sean “una carrera corrida” para la exmandataria: “la esperamos con los brazos abiertos, pero vamos a competir”, subrayó.

“Vamos con alegría a esta primaria, con un gran candidato como Claudio Orrego”, añadió Walker, para quien esa candidatura “no es un mero trámite ni un saludo a la bandera”.

Claudio Orrego, un democristiano de la generación de los años 80, que ha sido ministro de Vivienda y alcalde de un municipio santiaguino, se convirtió el pasado enero en candidato de la DC en una primaria interna y ahora recalca sus diferencias con Bachelet.

“Nuestra candidatura nunca ha girado en torno a Michelle Bachelet. Desde el primer día hemos trabajado por construir un nuevo proyecto para Chile”, aseguró a los periodistas, y remarcó: “Represento un mundo distinto al de Michelle Bachelet”.

También los otros candidatos de la oposición, el independiente Andrés Velasco, exministro de Hacienda de Bachelet, y el senador del Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) José Antonio Gómez, han manifestado su voluntad de enfrentarse a la exmandataria en las primarias de junio.

Todos ellos, sin embargo, tienen una baja adhesión en las encuestas, de un 1 a un 4 %.

Con todo, han adelantado su interés en sostener “muchos” debates con la exmandataria, mientras quienes la apoyan, los partidos Socialista (PS) y por la Democracia (PPD), prefieren que sean pocos, idealmente dos, según fuentes socialistas.

La cantidad de debates se discutirá este miércoles en una reunión del comité organizador de las primarias opositoras.

La posible candidatura de Bachelet soporta un fuego cruzado tanto desde sus aliados de la oposición como desde el oficialismo.

La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, afirmó ayer que Bachelet “tendrá que responder muchísimas preguntas” sobre su pasado Gobierno, que diversas autoridades han calificado de ineficaz, y vaticinó que cuando la expresidenta regrese “van a comenzar las zancadillas dentro de la Concertación”.

Cecilia Pérez, portavoz del Gobierno de Sebastián Piñera, advirtió de que el Ejecutivo “no será neutral” frente al proceso electoral que se avecina porque “nos gustaría continuar trabajando”.

En la derecha, los candidatos Laurence Golborne, de la Unión Demócrata Independiente (UDI), y Andrés Allamand, de Renovación Nacional (RN), deberían también enfrentarse en primarias el 30 de junio, pero en las últimas horas han surgido voces contrarias.

El ministro de Economía, Pablo Longueira, dijo que sería mejor que Golborne y Allamand, ambos exministros de Piñera, llegaran a la primera vuelta presidencial y el que más votos obtenga se enfrente a Bachelet en la segunda vuelta.

La idea fue respaldada hoy por la senadora de RN Lily Pérez, para quien se trata de “realismo político”, pues “dos candidaturas suman más que una”, según dijo.