LAUSD ofrece menú escolar por iPhone

Padres de familia podrán enterarse de lo que sus hijos comen en la escuela con esta aplicación gratuita para iPhone llamada "LAUSD I'm In", o LAUSD Únete en español

Guía de Regalos

LAUSD ofrece menú escolar por iPhone
Luz Gutierrez y su hijo Marc Anthony, de la primaria Stanford Avenue en South Gate, miran los menús por el celular.
Foto: La Opinión - / Esmeralda Fabián

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), se ha propuesto acabar con la incertidumbre de los padres que casi a diario se preguntan si sus hijos han comido bien o no en la escuela.

La manera de hacerlo es a través del lanzamiento de la primera aplicación en su tipo en un distrito escolar, con la que los padres de todos los estudiantes que asisten al LAUSD podrán monitorear diariamente el menú escolar del desayuno y el almuerzo que comen sus hijos o lo que no comieron también.

“Sí, es algo que a mi me preocupa, porque con cinco hijos en escuelas del LAUSD, es importante saber si comen o no”, compartió Luz Gutiérrez. “Porque aunque yo quisiera, pues no tengo otra opción que confiar en lo que se les da en la escuela”, resaltó la madre, mientras recogía de la escuela a dos de sus hijos de la primaria Stanford Avenue, en South Gate.

“Siempre en las reuniones con padres o la comunidad, lo primero que me preguntaban era, cómo puedo saber si mi hijo esta alimentándose bien en la escuela”, dijo la subdirectora de operaciones de servicios alimenticios del LAUSD, Laura Benavidez.

Con esta aplicación gratuita para iPhone llamada “LAUSD I’m In“, o Únete LAUSD en español, el distrito escolar busca que los padres estén más involucrados sobre la salud de su hijos con respecto a lo que comen en su desayuno y almuerzo escolar.

En esta, la cual esta disponible en inglés y español, podrán encontrar en detalle el menú que se ofrece cada día en las cafeterías de las cerca de 900 escuelas a las que asisten más de 660,000 estudiantes en los grados K-12.

Pero más importante aún pueden monitorear a sus hijos en detalle, ya que se crea una cuenta personalizada para cada niño con su número de estudiante, y según indicó Benavidez, se actualiza cada 10 minutos.

Con esta aplicación pueden ver que alimentos puso el estudiante en su charola y si se los comió o no. “Incluso hay opción de ver cuantas calorías ingirió el niño”, destacó Benavidez.”La salud de los estudiantes se ha convertido en una prioridad a nivel nacional”, señaló.

Gutiérrez opina que esta aplicación móvil es algo muy positivo y que incluso ya ha escuchado a otras madres usarla. “Lo importante es que nos hagan caso. A veces opinamos sobre el menú, que no les gusta a los niños, pero aún así no lo cambian”, aseguró.

Benavidez cree que esta aplicación puede resolver ese problema y podrá existir una interacción más directa con los padres ya que pueden dejar su comentarios a través del “app”. “Incluso ahora mismo tenemos ya un concurso de recetas a través de I’m In”, compartió.

Marc Anthony, uno de los cinco hijos de Gutiérrez confesó que la comida de la cafetería escolar en general no le gusta. “Casi nunca me como lo que me hay”, admitió.

Teresa Rascon, la ayudante de cruce peatonal de esta escuela, y quien dice conocer muy bien a los estudiantes de Stanford, comentó que casi siempre los ve comer galletas, porque le dicen que tienen hambre pero no les gusta la comida de la escuela.

“El problema es que no hay consistencia con lo que les dan de comer en casa y en la escuela. Las mamás no los acostumbran a comer sano y de todo, y ahí esta el problema”, opinó Teresa Rascon. “Aquí les dan vegetales y eso, pero no se los comen. Esa es la verdad”, aseveró.

Benavidez dijo que en un mes I’m In o Unete , estará también disponible en aparatos móviles Droid.

Los menus incluidos en la campaña, están encaminados a ofrecer a los estudiantes alimentos saludables, como parte del programa para poder combatir la obesidad infantil.