Crean en marzo menos empleo

Las empresas de EEUU registran pobre estadística con pocos trabajos

El  20 de marzo pasado una peluquería de Richmond, Virginia, exibía un cartel ofreciendo empleo.
El 20 de marzo pasado una peluquería de Richmond, Virginia, exibía un cartel ofreciendo empleo.
Foto: AP

WASHINGTON, D. C.— Las empresas estadounidenses crearon en marzo solamente 88,000 empleos, la menor cantidad en nueve meses, un retroceso tras un período de fuertes contrataciones.

El Departamento del Trabajo anunció ayer que el índice de desocupación bajó al 7.6% del 7.7%, su menor nivel en cuatro años. Sin embargo, ello se debió a que muchos estadounidenses, desanimados porque no encuentran trabajo, dejaron de buscar. El Gobierno deja de contar como desempleada a la gente sin trabajo cuando ésta ya no busca. En marzo, la cantidad de estadounidenses que trabajan o buscan trabajo bajó al 63.3%, su menor nivel en casi 34 años. La bolsa de valores cayó tras ser anunciadas las estadísticas.

La contratación laboral en marzo fue menos de la mitad del promedio en el semestre anterior, cuando la economía añadió un promedio de 190,000 empleos mensuales. El Gobierno dijo que las contrataciones de enero y febrero fueron mejores a lo esperado. El crecimiento de puestos de trabajo en enero se actualizó en alza de 119,000 a 148,000, mientras que en febrero fue revisado de 236,000 a 268,000.

Varios sectores recortaron fuertemente las contrataciones en marzo. Las tiendas al por menor eliminaron 24,000 empleos tras una media de 32,000 en los tres meses anteriores. El sector fabril redujo en 3,000 su plantilla laboral luego de que el mes pasado había añadido 19,000. El sector financiero prescindió de 2.000.

En marzo, el número de personas que trabajaban o buscaban trabajo cayó casi en 500,000, el mayor retroceso desde diciembre del 2010. Y el número de estadounidenses que dijeron tener empleo bajó casi en 210,000.

El promedio de ingresos en los hogares, el menor en cinco meses, es de solamente un 1.8% superior que un año antes, frente a una inflación que subió 2% en los últimos 12 meses.

“No es un buen informe de principio a fin”, dijo el economista Dan Greenhaus, de la firma corredora BTIG, en una nota a sus clientes.

Algunos economistas creen que habrá un descenso en el crecimiento económico en los próximos tres meses, aunque no tan intensa como en los últimos tres años.

“No creemos que la desaceleración sea demasiado severa, ni siquiera en la recuperación del sector de la vivienda, pero es una advertencia de que la economía estadounidense aún es incapaz de sostener lo que solían ser sólo índices de crecimiento promedio”, dijo el economista Paul Ashworth, de la firma Capital Economics.

La contracción de la fuerza laboral indica que muchos desempleados han dejado de buscar trabajo debido al desaliento, según los economistas.

Además, el economista Gary Burtless, del centro de investigaciones Brookings Institution, destacó que muchos estadounidenses probablemente han dejado de buscar trabajo al acabarse sus cheques por seguro de desempleo.

La situación se complica más con el aumento de los impuestos que han reducido el poder adquisitivo de la población.

Por otra parte, el déficit comercial estadounidense se redujo inesperadamente en febrero al aumentar las exportaciones y bajar las importaciones de crudo a su menor nivel en 17 años.

La diferencia entre las exportaciones e importaciones bajó en febrero a 43,000 millones, una contracción del 3.4% de los 44,500 millones de enero, anunció el viernes el Departamento de Comercio. Fue el menor desequilibrio comercial desde diciembre, cuando se redujo a 38,100 millones de dólares, la menor cifra en casi tres años.