Objetivo turco-israelí

Kerry busca sellar la normalización total de vínculos en Oriente Medio

Objetivo turco-israelí
El canciller Ahmet Davutoglu (d) con el secretario de Estado estadou- nidense, John Kerry, antes de una rueda de prensa en Estambul.
Foto: EFE

ESTAMBUL, Turquía.— El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, halló resistencia ayer para convencer a los líderes de Turquía de que deberían reanudar pronto sus vínculos diplomáticos completos con Israel, dos aliados estadounidenses con los que el presidente Barack Obama cuenta para que le ayuden a tranquilizar el turbulento Oriente Medio.

Pero Turquía exigió que Israel suspenda primero todas las restricciones comerciales contra los palestinos antes de que los otrora socios cercanos puedan poner fin a su distanciamiento, que se remonta a un operativo israelí en 2010 para abordar una flotilla que se dirigía a la Franja de Gaza; murieron ocho turcos y un turco-estadounidense.

Obama impulsó el acercamiento durante una visita a Israel el mes pasado y Kerry buscó consolidarlo en Estambul, su primera escala de una gira de 10 días.

Hay mucho en juego dado que Estados Unidos ve a Turquía e Israel como anclas de estabilidad en una región desgarrada por la guerra civil en Siria, las agitaciones políticas derivadas de la Primavera Arabe y la amenaza potencial que representa el programa nuclear de Irán.

“Nos gustaría ver que esta relación importante para la estabilidad de Oriente Medio y crucial para el proceso de paz… esté encarrilada de nuevo a sus niveles más plenos”, dijo Kerry a los periodistas en una conferencia de prensa con el canciller Ahmet Davutoglu.

El secretario de Estado dijo que eso significa que las promesas de “compensación sean cumplidas, los embajadores vuelvan a sus puestos y se acoja la relación plena”.

Se reunió también con el primer ministro Recep Tayyip Erdogan y luego partió hacia Israel.

Antes de salir de este país hace dos semanas, Obama organizó una conversación telefónica entre el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y Erdogan. Netanyahu ofreció disculpas por el incidente de la flotilla.

Se espera que las conversaciones sobre una compensación comiencen esta semana, pero Davutoglu insinuó que la normalización total de los vínculos probablemente se lleve algún tiempo.

“Se ha cometido una ofensa y se requiere que haya rendición de cuentas”, afirmó.

Indicó que Turquía buscará un avance “cuidadoso” hacia una restauración completa de las relaciones, cuyos obstáculos actuales son la compensación y el fin a las restricciones comerciales israelíes en la Franja de Gaza.

“Todos los embargos deben ser eliminados de una vez por todas”, señaló.

Desde hace tiempo una de las metas del Gobierno de Obama ha sido reparar esta relación y Estados Unidos busca avances significativos desesperadamente para cuando Erdogan visite la Casa Blanca a mediados de mayo.

Tras llegar a Israel en su segundo viaje al país en dos semanas, Kerry se fue directamente a la ciudad cisjordana de Ramalá, donde se entrevistó con el presidente palestino Mahmud Abbas.

Planea asimismo dialogar con Netanyahu y otros altos funcionarios palestinos hoy y mañana como parte de un renovado esfuerzo por destrabar el estancado proceso de paz de Oriente Medio.

Las otras escalas de su viaje son Gran Bretaña, Corea del Sur, China y Japón. Regresará a Washington el 15 de abril.