El yerno del rey de España se quiere ir a Catar

El ex jugador de balonmano del FC Barcelona Iñaki Urdangarin espera firmar un contrato de dos años con la Federación de Balonmano del país
El yerno del rey de España se quiere ir a Catar
Iñaki Urdangarín está siendo investigado desde hace dos años por desviar presuntamente millones de dólares de contratos públicos asignados entre 2004 y 2006 a un instituto sin ánimo de lucro que presidía.
Foto: AP / Archivo

Barcelona (España) – El ex jugador de balonmano del FC Barcelona Iñaki Urdangarin espera firmar un contrato de dos años con la Federación de Balonmano de Catar para promocionar ese deporte en el emirato, ha confirmado a EFE una fuente próxima al exinternacional azulgrana.

Este contrato se firmará a instancias de Valero Rivera, que está estudiando incorporarse como seleccionador nacional de Catar hasta el Mundial de 2015, que se disputará en ese país del 11 al 27 de enero de ese año.

Rivera entró como seleccionador nacional español a finales de 2008 con la llegada de Juan de Dios Román como presidente de la Federación Española de balonmano.

En este período, ganó la medalla de bronce en el Mundial de Suecia de 2011 y la de oro en el recientemente disputado Mundial de España. También logró el sexto puesto en los Juegos de Londres 2012 y un sexto y un cuarto puesto en los Europeos de 2010 y 2012.

Tras el Mundial de España, parecía que Valero iba a dejar la selección. Le había llegado la oferta de Catar, pero con 60 años el técnico más laureado del balonmano mundial estudiaba la posibilidad de seguir al frente del equipo español hasta los Juegos de 2016 en Río de Janeiro y poder lograr el último gran trofeo que le falta: una medalla olímpica.

Fuentes próximas a la candidatura del exguardameta y capitán de la selección española, José Javier Hombrados, a la presidencia de la Federación Española, habían apuntado que Valero seguiría al frente del equipo nacional.

Sin embargo, el hecho de que se presentaran otras dos candidaturas, las del gallego Antón Piñeiro y el valenciano Francisco Blázquez, provocó un giro importante y Valero, que en un principio había dejado aparcada la oferta de Catar, viajó la última semana de marzo a Doha para reactivarla.

Otro de los fundamentos de la posible marcha de Valero Rivera a Catar ha sido la salida, el miércoles pasado, del entrenador esloveno Borut Macek, anterior seleccionador catarí.

El presidente de la Federación de Catar, Ahmed Mohammed Al Abdulrab Shaabi, y otros altos funcionarios asistieron al acto de despedida.

Tras dicho acto se habló de Valero Rivera, quien la semana anterior asistió a algunos partidos de la Liga de Catar.

“Estamos hablando con diferentes entrenadores europeos y Valero es uno de ellos. Hemos celebrado varias reuniones con él y algo definitivo puede surgir pronto”, desveló una fuente federativa catarí.

Además, en caso de llegar a un acuerdo salarial (800.000 euros anuales), Rivera contaría con su propio equipo técnico. Actualmente Manolo Montoya y Ricard Franch son sus entrenadores ayudantes en la selección española y podrían estar con él en Catar.

La decisión de tener también a Iñaki Urdangarin a su lado en la Federación de Catar trabajando en la promoción del balonmano en ese país y en la coordinación del Mundial de 2015 ha sido adoptada personalmente por Valero.

Urdangarin fue uno de los jugadores más carismáticos del balonmano del FC Barcelona y de la selección española en la posición de lateral derecho.

Urdangarin jugó durante quince años en el Barcelona (1986-2000), siempre a las órdenes de Rivera, que lo ponía como ejemplo de garra y espíritu de sacrificio.

En el momento de su retirada del Barcelona, era el jugador más laureado del balonmano español y mundial con 52 títulos, superado posteriormente por otro mito: David Barrufet (73 títulos).

También fue capitán de la selección española y logró las medallas de bronce en los juegos de Atlanta 1996 y Sydney 2000. Debutó con 18 años y fue 154 veces internacional.

Durante su carrera deportiva, Urdangarin obtuvo la diplomatura en Ciencias Empresariales por la Universidad de Barcelona y también la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas. A estos títulos, sumó los Máster en Formación e Intervención de Empresas y en Business Administration por ESADE.

“Iñaki es una extraordinaria persona y es y seguirá siendo un buen amigo”, ha señalado siempre Valero Rivera cuando se le habla de Urdangarin.