Mueren 34 personas por accidente en Perú

Un autobús cae por un barranco profundo hasta terminar en un río, en los Andes

Mueren 34 personas por accidente en Perú
Un bombero desciende una ladera de 200 metros donde cayó el autobús de la Empresa Horna, ayer.
Foto: EFE

LIMA, Perú.— Al menos 34 muertos y un número indeterminado de heridos dejó el violento despiste de un autobús que luego cayó por un profundo barranco hasta un río en los Andes norteños, informaron el sábado las autoridades.

El accidente ocurrió a las 5:10 de la mañana (10:10, hora del meridiano de Grenwich) cuando el autobús de la empresa Horna se trasladaba por una vía de la región de La Libertad y cayó al río Moche. Entre los muertos hay cinco médicos, cinco enfermeras, un periodista y varios maestros rurales.

La fiscal Juana Revilla dijo a The Associated Press desde el lugar del siniestro que el rescate continuaba y que la cifra de muertos podría aumentar pues “hay varios desaparecidos”. El autobús llevaba más de 40 pasajeros.

El agente Víctor Páez, de la Policía de Carreteras de La Libertad, afirmó que no se conocen oficialmente las razones del accidente, pero algunos heridos dijeron que el chofer Eduardo Rivera, quien murió, manejaba a gran velocidad.

La doctora Consuelo Peláez, del cercano hospital de Otuzco, relató que decenas de pasajeros quedaron atrapados entre fierros retorcidos del bus, hundidos en el río. Otros salieron expulsados por el impacto de la caída. “Muchos casos son de traumatismos encefalocraneano, otros pueden haber muerto al instante por el fuerte impacto del bus que cayó desde unos 200 metros”.

“El lugar es una zona inclinada de difícil acceso para los bomberos y rescatistas, se necesitan más equipos de rescate como poleas, sogas, cuerdas, y esas cosas han faltado”, añadió en comunicación telefónica.

El autobús había partido la noche del viernes desde la remota localidad de Huamachuco y su destino final era la capital regional de Trujillo, esta última ubicada a 1,010 kilómetros al noroeste de Lima.

Los fallecidos, varios de ellos sin sus vestimentas arrancadas por las corrientes fluviales, fueron colocados en fila en la ribera mientras policías y bomberos intentaban subirlos con sogas hasta la carretera, unos 200 metros arriba.

Luis Escobar, uno de los 25 bomberos que partieron desde Trujillo, sostuvo que los vehículos de rescate tienen más de cuatro décadas de uso, por lo que las cuadrillas tuvieron que viajar hasta la zona de la tragedia en otros autos. “Están viejos, ya no pueden subir pendientes, ya no funcionan”, dijo.

La vigilancia estatal del transporte carretero en Perú es históricamente mala, lo que ha ocasionado miles de muertes, en su mayoría de peruanos pobres y funcionarios de zonas alejadas, obligados a trasladarse en autobuses que no cumplen las leyes y que son los únicos que pueden conectarlos desde remotas comunidades hasta las grandes ciudades del país.

Entre septiembre de 2008 y el mismo mes de 2012 han muerto unas 5,435 personas y otras 13,520 resultaron heridas, según las últimas cifras oficiales.

Los datos, preparados por la Fiscalía de la Nación, añaden que las principales causas de los accidentes en Perú son la imprudencia de los choferes, la excesiva velocidad, la ingesta de alcohol o el cansancio de los conductores, quienes se quedan dormidos.