Alonso impone su ritmo

De punta a punta, piloto de Ferrari logra ganar en China

Fernando Alonso alza el banderín de su escudería desde el podio.
Fernando Alonso alza el banderín de su escudería desde el podio.
Foto: AP

SHANGHAI, China (AP).— El español Fernando Alonso ganó ayer el Gran Premio de China de Fórmula Uno, con lo que él y su equipo, Ferrari, lograron su primera victoria desde la que obtuvieron en la carrera del año pasado en Alemania.

Alonso tomó la ventaja definitiva cuando faltaban 13 vueltas para el final y superó por 10 segundos al finlandés Kimi Raikkonen, cuyo Lotus terminó con daños en la parte frontal tras una colisión con el McLaren del mexicano Sergio “Checo” Pérez.

El británico Lewis Hamilton, de Mercedes, terminó tercero, apenas dos décimas de segundo por delante del alemán Sebastian Vettel, de Red Bull.

Vettel mantiene el liderato del campeonato, pero ahora sólo con tres puntos de ventaja sobre Raikkonen tras tres de 19 carreras. Alonso se colocó en tercer lugar, por delante de Hamilton.

En una carrera dominada por la estrategia de neumáticos, los tres delanteros usaron un ritmo intenso desde el principio: todos usaron neumáticos más blandos para establecer una ventaja temprana y todos entraron a la zona de pits antes de completar las primeras seis vueltas.

Si bien pilotos de la talla de Vettel, el británico Jenson Button de McLaren y el alemán Nico Hulkenberg de Sauber —quienes comenzaron con neumáticos más duros— se beneficiaron inicialmente y tomaron la delantera, quienes resultaron los líderes de la carrera aprovecharon las gomas más frescas para recuperar la ventaja y dominaron la segunda mitad de la carrera.

Button terminó quinto, por delante del brasileño Felipe Massa, de Ferrari.

El piloto australiano Daniel Ricciardo, piloto de Toro Rosso, tuvo una actuación sólida para conseguir el séptimo puesto, el mejor lugar de su carrera, terminando por delante del escocés Paul di Resta, de Force India, el franco-suizo Romain Grosjean, de Lotus, y Hulkenberg.

Tan dominadora fue la actuación de Alonso que su escudería le advirtió en los últimos tramos que no se excediera, aunque el español lo negó.

“Ha sido una carrera fantástica, no hemos tenido problemas con el coche y la degradación la hemos gestionado bien. Uno se siente fantástico después del abandono en Malasia, con más presión, pero de las dos carreras terminadas, ha sido un segundo y un primero (puestos), así que va bien todo”, comentó el piloto a la agencia española de noticias Europa Press.

“Había preocupación por los neumáticos, pero fueron bien. Además, al entrar justo detrás de los perseguidores, si teníamos problemas ellos los habrían tenido antes, así que teníamos un pequeño colchón de margen”, comentó Alonso después de la competencia y celebraciones de rigor.