Juan Rivera ofrece una disculpa

Juan Rivera, el hermano menor de la Diva de la Banda, dice que se arrepiente de sus actos y quiere armonía entre sus hermanos

Los Rivera, con Lupillo en el centro, pocos días después de la muerte de Jenni.
Los Rivera, con Lupillo en el centro, pocos días después de la muerte de Jenni.
Foto: Agencia Reforma

Juan Rivera ofreció una disculpa pública a los fanáticos de su hermana la Diva de la Banda y a su mamá “por todo lo que está sucediendo”.

En una inesperada conferencia de presencia el sábado por la tarde en un restaurante de Huntington Park, el hermano de Jenni Rivera expresó que “hasta ayer [viernes] me cayó el veinte de todo lo que está sucediendo… me siento muy mal conmigo mismo, con mi familia, con mi hermanita Rosy y con mi mamá”.

“Todos hemos cometido errores, especialmente los hermanos ahorita”, dijo en un tono de sinceridad. “Creo que hemos pensado solo en nosotros; no hemos pensado en mi mamá, en los fans y quiero ofrecer una disculpa por todo esto”.

En las últimas semanas los hermanos Rivera, Juan, Gustavo y Lupillo, se han enfrascado en una publicitada y polé mica confrontación.

La discusión entre los hermanos debido a la publicación de unas fotos que Lupillo hiciera públicas, fue el motivo que desencadenó que Gustavo estallara en cólera y golpeara con un bate de beisbol la camioneta en donde se encontraban la esposa y los hijos del cantante.

Pero la pelea no se detuvo: los tres hermanos Rivera han continuado con las agresiones directas y a través de los medios de comunicación.

El viernes por la tarde, Lupillo anunció en sus cuentas de Facebook y Twitter que había ido a buscar un video de la agresión que sufrió de su hermano que “alguien” le iba a entregar debido a la petición pública que él mismo había hecho.

“Llegué, me estacioné enfrente de la oficina de mi papá, llegó la policía y nos bajó a mí y a mi ingeniero, nos ‘esculcaron’ [sic], vieron que no traíamos ‘nadaaaaaaa’ y nos acaban de soltar”, escribió el cantante.

Agregó que “el asistente de alguien” les tomó video y fotos, “al rato [lo] publicarán para que se echen una buena cura ‘razaaaa’… quién me mandaría la policía, quién sabe [sic]…”.

Sobre tal acontecimiento, Juan se negó a dar detalles, comentó que eso le corresponde aclararlo a su hermano, que a él no se le preguntara y que ya no daría más comentarios.

Juan dijo que una llamada de su mamá, Rosa, con tono de angustia, fue lo que le hizo reflexionar: “Juan van a estar Lupe y Gustavo allá, ve córrele”.

El menor de los hermanos comentó ante los medios: “eso es una vergüenza de que mi mamá piense que sus hijos no pueden estar juntos, me da pena y ahí entonces dije: ‘no, esto tiene que parar'”.

Para la familia, confesó el también cantante, ha sido muy difícil lidiar con la muerte de su hermana Jenni; pero también dejó claro que no cree que este problema entre ellos, en especial con Lupillo, sea por cuestiones de dinero.

“Son diferentes cabezas, diferentes maneras de pensar y tenemos que respetarnos…”, declaró. “Lo mejor para todos es sentarnos con mi papá y mamá, y escuchar sus consejos, hablar con mis hermanos y aclarar la situación”.