Reaparece la violencia en fútbol inglés

Londres/ap — Un fanático le da un puñetazo a un caballo de la policía, en medio de choques en las calles de Newcastle. Ensangrentados hinchas de Millwall se pelean entre sí en el Estadio Wembley, mientras niños miran, llorando. Trifulcas estallan en estaciones de trenes, con vándalos profiriendo insultos racistas.

El fútbol inglés vivió un regreso al pasado este fin de semana, con la vuelta de los incidentes con muchedumbres que mancillaron el deporte nacional en los setenta y ochenta, cuando los hinchas ingleses eran parias en Europa.

Casi 80 fanáticos fueron arrestados a causa de los estallidos de violencia en estadios y calles, causando temores de que “la enfermedad inglesa” había renacido.

“Tú no puedes realmente derrotar para siempre el vandalismo en el fútbol”, dijo el ministro británico de deportes Hugh Robertson

Catorce arrestos se realizaron dentro del estadio, donde los desórdenes cobraron fuerza durante la segunda mitad en el área de fanáticos de Millwall.

Ayer, Newcastle tuvo que criticar a sus hinchas, que respondieron el domingo a una derrota de 3-0 en casa ante Sunderland con disturbios en las calles, con tres policías heridos al ser atacados durante los choques.