Un Guerrero de Dios

El 'Fantasma' asegura tener la clave para vencer a Floyd Mayweather
Un Guerrero de Dios
Guerrero espera salir con el brazo en alto de su cita con Mayweather.
Foto: AP

La preparación física minuciosa de Robert “Fantasma” Guerrero, es solo la segunda respuesta que ya ha puesto a punto para el rigor de la batalla, porque la verdadera coraza con la que viste su optimismo es la fortaleza mental.

Su fe cristiana es el motor que empuja la acción de un hombre que, camino de cruzarse con Floyd Mayweather Jr. en Las Vegas, Nevada, el 4 de mayo, pone en manos de Dios lo que pueda ser el trámite y el resultado de su cita decisiva de esa noche.

“Dios me ha puesto en esta profesión y a Él le debo todo. Con Dios por delante subo al cuadrilátero a dar todo lo mejor que puedo y es Él quien me dicta qué hacer”, dice Guerrero, el hombre que intenta ser el primero en derrotar al polémico y talentoso “Money” Mayweather.

Mientras cuida detalles finales para la pelea más importante de su carrera, el seis veces campeón mundial en cuatro categorías distintas descarta que sea un escalón más en la lista de vencidos por Mayweather y cree que se equivocan los que no le dan opción de triunfo.

“Se sorprenderán de la manera cómo voy a destruir a (Floyd) Mayweather… y le voy a enseñar lo que es humildad, humillándolo”, agrega.

Sin embargo, Guerrero sabe de guerras y por eso está convencido de que además de su convicción y su fuerza espiritual necesita otras cosas para dominar en el cuadrilátero.

Sabe que solo tiene dos peleas en las 147 libras, ante Ayden y Berto (ambas victorias) y que no hay margen de error ante un rival tan exigente.

“Me siento muy bien… en las peleas que hice en los welters [147 libras] me sentí mucho más fuerte y estamos trabajando velocidad en las piernas… pero sí estoy mucho más fuerte”, asegura.

El segundo factor decisivo es que ante un rival de ese calibre hay que tener un plan perfecto para cerrar una noche perfecta.

Maywather ha peleado tres veces en tres años en los que ha pasado de ser altamente respetado a perfeccionar su imagen de personaje polémico, empecinado en sumar millones en sus cuentas, más que en dejar recitales de box en el ring.

En 2010 enfrentó y ganó a un decadente Shane “Sugar” Mosley. En 2011 protagonizó el fiasco con ante Víctor “Vicious” Ortiz, cuando recibió un cabezazo y luego noqueó de manera sucia al californiano cuando trataba de disculparse por el incidente.

En 2012 enfrentó, y la pasó mal, ante Miguel Cotto, a quien derrotó por decisión unánime, pero con el alto costo de recibir un duro castigo de manos del boricua que fue a presionar el combate y fue ganador de varios asaltos.

No impresiona el récord reciente de su enemigo y esa debe ser una de las razones de optimismo del “Fantasma” Guerrero. Mayweather ya no es el de antes y con 36 años, ya no es un joven y parece listo para perder un combate ¿Puede ser usted el primero que demuestre que no es invencible?

“Yo soy ese hombre que derrote a Mayweather. Siempre respetas a los rivales, pero yo no voy al ring a hacer amigos. “Todos allí en el MGM y los que vean el combate van a estar en shock, no se explicarán cómo lo logré… porqué no saben lo fuerte que soy”, puntualiza.