Con Boston en la mente

En Londres, Hamburgo y La Coruña, atletas salen a correr

Con Boston en la mente
Un policía observa el paso de los maratonistas en Londres, evento que no tuvo incidentes y estuvo muy animado por los participantes.
Foto: AP

MADRID (EFE).— El recuerdo hacia las víctimas del atentado de Boston compitió ayer, seis días después, en los maratones de Londres, Hamburgo y La Coruña con el anhelo de recuperar la rutina, relegando al olvido la tragedia, y el firme propósito de no claudicar ante la amenaza terrorista.

Un fuerte aumento en el contingente policial, la retirada de cestos de basura en las inmediaciones de la meta y una vigilancia especial a lo largo del recorrido permitieron que las tres carreras discurrieran sin incidentes de consideración.

En Hamburgo, una estación de metro, lejos del recorrido del maratón, fue desalojada —y su correspondiente línea detenida por motivos de seguridad— al descubrirse una mochila sospechosa en su interior. Por fortuna, se trataba de una falsa alarma.

El Maratón de Londres, con diferencia el más prestigioso de los disputados ayer en todo el mundo, arrancó con 30 segundos de silencio por las víctimas de Boston.

Hamburgo y La Coruña alargaron a un minuto el recogimiento. Las tres repartieron cintas negras entre los corredores para rendir tributo a las víctimas.

Fueron homenajes masivos. En la línea de salida había más de 36 mil corredores en Londres, algo menos de 20 mil en Hamburgo y casi 3 mil en La Coruña, todos ellos determinados a no dejar que el terrorismo cancelara su sueño de terminar el maratón..

El Maratón de Londres discurrió sin incidencias y terminó con la inesperada victoria de un corredor etíope de apenas 158 centímetros de estatura, Tsegaye Kebede, que atrapó en el último kilómetro, ya casi en la avenida de Mall, al espigado Emmanuel Mutai y le batió sin remisión con un tiempo de 2h 06′ 03″, evitando que el keniano repitiera triunfo dos años después.

En damas, la keniana Priscah Jeptoo, actual subcampeona mundial y olímpica, consiguió la victoria más prestigiosa de su carrera deportiva con un tiempo de 2h 20′ 14″, el mismo que el año pasado sólo le dio el tercer puesto.

En Hamburgo, el keniano Eliud Kipchog completó los 42K en 2h 05′ 30″, nuevo récord de la carrera alemana; en la categoría femenina se impuso la lituana Diana Lobacevske, con un registro de 2h 29′ 17″.

La gran mayoría de los participantes portaban una cinta amarilla y verde con el eslogan “Run for Boston” (Corre por Boston) en el brazo.

El domingo próximo será el turno del Maratón de Madrid.