Francia alista aprobación de bodas gay

Francia se convertiría en el catorceavo país en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo y el tercero en lo que va del año.
Francia alista aprobación de bodas gay
Francia se uniría a Uruguay y Nueva Zelanda como el tercer país en aprobar los matrimonios gay.
Foto: EFE

PARIS- La Asamblea Nacional francesa tendrá esta tarde, en medio de la polarización social, la votación final sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, incluida la posibilidad de adopción.

De aprobarse la nueva norma, como hace prever la tendencia tras votaciones anteriores en la misma Asamblea y en el Senado, Francia será el catorceavo país en legalizar este tipo de enlaces y el noveno en Europa.

Se trata de un proyecto que forma parte del programa electoral con el cual François Hollande ganó la presidencia francesa el pasado mayo, y que ha despertado una fuerte oposición que continuará aunque se haya aprobado el ordenamiento.

La sesión, prevista para las 17:00 horas (15:00 GMT), se desarrollará en medio de la protesta de La Manif pour tous, que aclaró a través de su portavoz Frigide Barjot que más que oponerse proponen la solución de la unión civil, dijo a Le parisien.

Este tipo de uniones dan reconocimiento legal a parejas, tanto del mismo sexo como heterosexuales, sin llegar a las prerrogativas del matrimonio, aunque cada país donde existen les da su propia modalidad.

Además del hecho mismo de reconocer los enlaces entre personas del mismo sexo, los opositores cuestionan que sea posible la adopción.

Por su parte la opositora Unión por un Movimiento Popular (UMP), que perdió la presidencia hace casi un año, anunció ya que acudirá al Consejo Constitucional si el texto es aprobado, y de regresar al gobierno, convocará a un referendo sobre esa ley.

Francia sería el tercer país que aprobaría los enlaces entre parejas del mismo sexo este año, luego de que lo hicieron Uruguay y Nueva Zelandia.

Se sumaría a los que lo han aprobado antes: Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Argentina, Islandia y Dinamarca, en un proceso que inició Holanda en 2001.