Julieta Venegas habla de sus ‘Momentos’

La cantautora y músico Julieta Venegas habla sobre la elaboración de su nueva producción, 'Los Momentos', y la inspiración de ser madre.
Julieta Venegas habla de sus ‘Momentos’
Julieta Venegas presentó el pasado jueves en Los Ángeles su nuevo disco 'Los Momentos'.
Foto: Suministrada

En los últimos tres años, la vida de Julieta Venegas ha tenido sus momentos maravillosos, pero también algunos de nada apetecibles.

Una combinación de ambos los ha dejado plasmados en su más reciente material, Los momentos, una placa con un sonido más electrónico, menos pop y con una lírica cruda, realista y sin tanto “dulce” maternal.

Con un aspecto de gran jovialidad —como el que la ha caracterizado siempre—, muy delgada y una contagiante felicidad, Venegas, de 43 años, habló de este nuevo proyecto que la tiene muy bien posicionada en la radio.

Durante la entrevista que dio a ¡hola LA!, en reciente visita que hizo a Los Ángeles para presentar su nuevo material en un concierto privado, habló también de Simona, su pequeña hija de dos años y medio, y quien, en mucho, ha sido la causante de la nueva inspiración de la cantante.

Con este disco da la impresión de escuchar a la Julieta de hace una década…

No, para nada. Nunca tengo intenciones cuando escribo un disco. Yo siento que es una suma de todos mis discos realmente. Siento que cuando escribo, en esa búsqueda, voy encontrando diferentes aspectos de mi personalidad que a veces se muestran más a veces no. Nunca planeo cómo será. Creo que he cambiado mucho como compositora y escribir nuevos temas es como un borrón y cuenta nueva.

Has mencionado que es tu disco más oscuro, pero también se ve esa parte maternal.

Todo lo que escribo me toca, pero sí, definitivamente sí me inspira mucho [esa parte maternal]. Mi hija me dio una buena sacudida por el hecho de ser mamá, pero no me inspira de la manera obvia, como hablar de dar la teta, lo que es parir y eso. Pero sí, el hecho de tener un hijo es una revolución, un cambio emocional muy fuerte y a mí, al menos cuando aterricé, me puse a escribir lo que me salió, no era lo mismo pero tampoco lo esperado, incluso por mí. Quería llegar más a la profundidad de las cosas y tocar temas más difíciles. Era una búsqueda de cómo contar las cosas y en eso está México, está el amor, el desamor, la soledad, la entrega, los anhelos y, simplemente, fue la manera de exponer mis sentimientos.

¿Es ‘Hoy’ el tema que le escribiste a tu hija?

Esa primera canción la escribí por mi hija, porque creo que cuando se tiene un hijo los sentimientos cambian, es un amor más puro. No hay amor como el que sientes por ellos.

Mencionaste a México y lo llevas muy profundo en este disco. Dicen que la violencia disminuyó, que está cambiando. ¿Así lo sientes?

No, no es verdad eso. Nadie lo ha visto. Yo creo que es un tema tan difícil de tocar y claro, los políticos siempre dirán que los que mueren son los del hampa, pero no todos los son. Que un joven tome la decisión de entrar en el narcotráfico porque no tiene otra salida, eso ya es una tragedia. Los políticos no saben cómo contarlo porque no tienen la solución. A parte de este dolor grande que siento todos los días al ver tanta muerte, siento la necesidad de conectar con otra gente porque este es un drama de todos los mexicanos. Todos debemos asumirlo y sentir que no estamos solos. Somos un país grande, fuerte.

Sin embargo en uno de los temas pides no paralizarse ante el miedo; un temor que, en otras circunstancias, lo estamos viviendo también este país.

Sí, son diferentes. No entiendo al mundo. Lo que pasó en Boston [el ataque terrorista] es una crueldad inaudita, pero bueno también lo que ocurre en México. No puedo entender que, entre nosotros, los humanos, exista una idea de destruirnos. Por eso trato de buscar el lado positivo de las cosas y de que estemos todos conectados porque todos deseamos amor, paz, que son básicos para vivir. Escribir, para mí es desahogar ese tipo de preocupaciones y combatir el miedo de manera positiva porque aunque tengo miedo, no puedo permitir que se paralice mi vida y creo que nadie debe permitir que el miedo sea su motor. En este disco no podía hablar de cosas fáciles, desconectarme de eso y hablar de cómo conocí a alguien y sentí bonito… ¡no!. Sentía que mi mundo no estaba para eso.