Una final difícil de alcanzar

México ha tenido buenos campeones pero no han podido dar el gran salto
Una final difícil de alcanzar
El ecuatoriano Walter Ayoví se escapa de los jugadores del Galaxy en el partido que Monterrey eliminó al cuadro de la MLS en la Copa de Campeones. Los Rayados ahora disputarán la final con Santos Laguna en partidos de ida y vuelta.
Foto: AP

Nueva York/EDLP — Cuando el Monterrey ganó 2-0 Al Ahly de Egipto, que significó el tercer lugar para el equipo mexicano en el Mundial de Clubes, sus integrantes se mostraron contentos pero no satisfechos por lo alcanzado.

La consigna era llegar a final, más allá de ganarla.

Monterrey tuvo que esperar su segunda participación para igualar el tercer lugar conquistado por el Necaxa en el 2000 cuando los ‘Rayos’ eliminaron en penales al Real Madrid, en el primer torneo celebrado en Brasil y que fue por invitación.

Luego de un receso de cinco años, por falta de recursos, Saprissa de Costa Rica llegó a las mismas instancias al vencer 3-2 a Al Ittihad, de Arabia Saudita en 2005.

De allí para adelante los campeones de la Concacaf, en su mayoría mexicanos, se quedaron muy lejos del sueño anhelado por todos: disputar la final.

Pachuca fue uno de los equipos aztecas que fracasó en tres oportunidades, siendo la última vez (2010) ante el Tout Puissant Mezembe, representativo congoleño que más tarde disputó el título y lo perdió ante el Inter de Milán.

Mientras que el Atlante cayó 4-3 por penales ante el Pohang Steeler de Corea del Sur en la versión 2009.

El cuadro egipcio de Al Ahly que tampoco ha podido llegar, venció 2-1 al América y lo relegó al cuarto puesto en el 2006.

El portero Jonathan Orozco resumió la actuación del Monterrey señalando que en el 2011 fueron a aprender; luego en 2012, ganaron la medalla de bronce y, ahora, sólo les queda ganarla.

Pero, para ello, primero deberán derrotar a Santos Laguna en los partidos de ida y vuelta, el otro finalista en la Copa de Campeones.

El partido de revancha se jugará el miércoles 1 de mayo en Monterrey.