Miami Heat apalea a Chicago Bulls y empata la serie

Allen y los Heat reivindican su condición de campeones de liga
Miami Heat apalea a Chicago Bulls y empata la serie
Miami Heat arrasa con los Bulls.
Foto: EFE

Redacción Deportes (EEUU).- Esta vez no hubo sorpresa ni derrota de los Heat de Miami sino todo lo contrario, una exhibición que dieron los actuales campeones de liga al vencer por paliza de 115-78 a los Bulls de Chicago en el segundo partido de las semifinales de la Conferencia Este de la NBA.

El veterano escolta reserva Ray Allen presentó su mejor toque de muñeca y aportó 21 puntos, que lo dejaron como el sexto hombre del equipo y el líder de una lista de seis jugadores de los Heat, incluidos cuatro titulares, que tuvieron número de dos dígitos.

La victoria permitió a los Heat empatar a 1-1 la eliminatoria que disputan al mejor de siete y aunque perdieron la ventaja de campo, reivindicaron la condición de campeones defensores de la NBA.

El tercer partido de la serie se jugará el próximo viernes en el United Center de Chicago.

Junto a Allen, el alero estrella LeBron James logró 19 puntos, nueve asistencias, cinco rebotes, tres recuperaciones de balón y perdió otros tres en los 32 minutos que jugó.

“Ha sido un partido que tuvimos siempre controlado y conseguimos la victoria que necesitábamos y buscábamos”, declaró James, que en la segunda parte no anotó ningún punto. “Cambiamos de actitud con relación al primero. Fuimos más agresivos y jugamos mejor defensa”.

James dijo que para nada le preocupaba el haber perdido la ventaja de campo dado que en la competición de los “playoffs” lo que cuenta es llegar al final con cuatro triunfos.

“Ahora tenemos una victoria y sabemos que necesitamos tres más para estar en las finales”, comentó James, que anotó los seis primeros tiros que hizo a canasta. “No es presión el haber perdido un partido, lo peor sería no haber jugado bien en el segundo”.

Los Heat dominaron el partido y tuvieron hasta 45 puntos de ventaja, mientras que la diferencia final de 37 es la mayor que han logrado de su historia en un partido de la fase final al superar los 35 que lograron ante los Magic de Orlando, el 24 de abril de 1997.

El base reserva Norris Cole surgió como factor sorpresa ganador al conseguir 18 puntos, su mejor marca de la fase final, tras anotar 7 de 9 tiros de campo, incluidos los cuatro triples que hizo, capturó seis rebotes y repartió dos asistencias.

El escolta Dwyane Wade, que jugó sólo 28 minutos, aportó 15 puntos, cinco asistencias y tres rebotes, mientras que el pívot Chris Bosh llegó a los 13 tantos y capturó cinco balones bajo los aros.

El base Mario Chalmers anotó 11 tantos, capturó cuatro rebotes y dio cuatro asistencias que dejaron a los Heat con un 60 (42-70) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 50 (9-18) de triples, comparados al 36 (27-76) y 39 (9-23), respectivamente, de los Bulls.

Los Heat también dominaron en el juego bajo los aros al capturar 41 rebotes por 28 de los Bulls, que tampoco estuvieron acertados en el control del balón al perderlo 17 veces y permitir que Miami los aprovechase y anotasen 28 tantos por siete que cedieron en las que ellos tuvieron, que fueron también 17.

Los Bulls, que sufrieron en el cuarto periodo las expulsiones del pívot Joakim Noah y del ala-pívot reserva Taj Gibson, sólo ganaron a los Heat en el apartado de las faltas técnicas, que recibieron seis por tres de Miami, el mayor número que han recibo en lo que va de temporada.

La NBA tendrá que revisar todas las acciones antideportivas que se dieron durante el partido y podría haber algún tipo de castigo para Noah y Gibson.

Los Heat, a falta de 3:42 para concluir la primera parte tenían ventaja de cuatro puntos (42-38) antes de empezar lo que fue una racha inexplicable por parte de los Bulls de 62-20.

El escolta italiano Marco Belinelli lideró el ataque de los Bulls al conseguir 13 puntos, seis asistencias y capturó dos rebotes, mientras que Noah antes de ser expulsado logró 12 tantos, seis rebotes y dos asistencias.

Mientras que el base Nate Robinson, que en el primer partido fue el gran verdugo para los Heat en el cuarto periodo, esta vez anotó 11 puntos, tras fallar siete de 10 tiros de campo, capturó tres rebotes y dio dos asistencias.

El alero Jimmy Butler, que en el primer partido también fue decisivo y llevaba jugados 160 minutos consecutivos, rompió la racha al sentarse 12 segundos en el segundo periodo. EFE

rm/mbj/pg

?>